Actividades para no olvidar el último golpe a la democracia

En el Sitio de Memoria, ubicado en el barrio porteño de Núñez, se recordará al periodista y escritor Rodolfo Walsh con una propuesta abierta al público. “La dictadura no sólo lo mató, también secuestró su obra”, recuperó su directora Alejandra Naftal.

La dictadura cívico-militar que se rigió desde el 24 de marzo de 1976 hasta diciembre de 1983, además de derrocar un gobierno constitucional como el de María Estela Martínez, dejó huellas en las generaciones siguientes. Violación de derechos, desapariciones forzadas, muertes y separaciones obligadas por el exilio fueron patrones del Terrorismo de Estado que instauró. 41 años más tarde, la sociedad argentina no borró esas marcas, por el contrario, las mantiene vivas para reflexionar en torno a ellas.

Walsh en la ESMAEn ese marco, destacaron las figuras que enfrentaron al poder autoproclamado como la del periodista y escritor Rodolfo Walsh, a quien el Museo Sitio de Memoria exESMA (dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación) homenajea esta semana con la muestra Walsh en la ESMA, espacio que en aquellos años albergó el centro clandestino de detención, tortura y exterminio de la Escuela de Mecánica de la Armada.

“La dictadura militar no sólo mató a Rodolfo Walsh, también secuestró su obra”, señaló Alejandra Naftal, directora ejecutiva del Museo, durante el acto de apertura de la muestra temporaria.

Por eso, entre los atractivo de la iniciativa se inscribe la posibilidad de leer una parte de la obra inédita de Walsh, el cuento Juan se iba por el río, fecundado duarante los años de plomo y que nunca fue visto salvo por dos personas: Martín Gras y su compañera de vida, Lilia Ferreyra.

El ahora docente universitario y Ferreyra se conocieron en Madrid (España) y allí recalaron en la noción de que fueron los únicos con el privilegio de ver la obra. Años más tarde, lo reconstruyeron en base a sus recuerdos, ya que Gras lo leyó una vez estando cautivo en la ESMA mientras que Ferreyra fue quien lo transcribió para Walsh.

“Todo lo que pasó después de secuestrado lo sabemos gracias al testimonio invalorable de los sobrevivientes”, expilcó Naftal durante la inauguración de la muestra. Por ello, agradeció “profundamente a Martín Gras, Lila Pastoriza, Silvia Labayrú, Víctor Basterra, Graciela Daleo, Susana Ramus y Ricardo Coquet, quienes relatan las últimas horas de Walsh en el centro clandestino de la ESMA. Y un reconocimiento especial a Lilia Ferreyra”, señaló.

La propuesta se podrá recorrer hasta el 23 de abril, de martes a domingos (10 a 17 horas) en el Museo Sitio de Memoria ESMA, ubicado en el porteño barrio de Núñez (la Avenida Del Libertador 8151). El acceso, es gratuito pero apto por su contenido para mayores de 12 años. Durante el feriado del 24 de marzo, el museo permanecerá cerrado al público, según informó el organismo.

La Visita de las cinco

En el marco del mes dedicado al escritor, el sábado 25 se ralizará la ya clásica Visita de las cinco con la temática. A 40 años del secuestro y desaparición de Rodolfo Walsh. Pra la ocasión, los invitados serán el amigo y colega de Walsh Horacio Verbitsky, el abogado, docente y sobreviviente de la ESMA, Martín Gras, y el cronista invitado será el escritor Marcelo Figueras.