Alicia Moreau de Justo, educadora y militante

Una pionera del feminismo y adelantada a su tiempo

Humanista por convicción, Alicia Moreau fue educadora, militante política desde el socialismo y defensora de los Derechos Humanos. Fue médica, contra todos los prejuicios de su época, y abrazó el feminismo como camino hacia la equidad sexogenérica.

Nació en Londres el 11 de octubre de 1885 pero a los pocos años formó parte de la ola migratoria hacia Argentina en busca de un futuro mejor. En el nuevo país, Alicia Moreau se convertiría en una intelectual de renombre, docente, médica, luchadora incansable por los derechos de las mujeres y una de las primeras argentinas en integrarse a la política.

Tras pasar su infancia entre publicaciones socialistas que encontraba en la librería de su padre, Alicia creció y al igual que muchas mujeres de principio del siglo XX dispuestas a trabajar, decidió ingresar al magisterio. Se graduó de docente y participó de movimientos que tenían a la expansión de la educación como bandera, como la Unión Cívica Radical. También se incorporó al Centro Socialista Femenino y a la Unión Gremial Femenina, organizaciones que sentaron las bases para el reconocimiento de la igualdad de género en Argentina.

aliciamnoreaudejusto2
“Democracia, paz y justicia social”, en su último discurso público

Desde ese lugar, Alicia Moreau trabajó en la promoción de la educación laica y la creación de bibliotecas populares y jardines maternales, casi inexistentes en esa época.

Pero su carrera no se estancó allí sino que Alicia desafió al machismo de la época y comenzó a estudiar medicina en la Universidad de Buenos Aires. En 1914 se tituló con diploma de honor y se especializó en ginecología. Trabajó en el Hospital de Clínicas e instaló un consultorio donde atendía de forma gratuita a mujeres de bajos recursos y prostitutas.

Alicia desafió al machismo de la época y comenzó a estudiar medicina en la Universidad de Buenos Aires. En 1914 se tituló con diploma de honor y se especializó en ginecología

Como médica, docente y gremialista, representó a trabajadoras argentinas en congresos de medicina y de mujeres obreras y publicó sobre esas temáticas numerosos artículos y libros.

Carrera y militancia política

Su cada vez más comprometida militancia en el Partido Socialista la hizo conocer a uno de sus fundadores, Juan Bautista Justo, con quien tuvo tres hijos. Sin embargo, enviudó al poco tiempo de casarse.

Moreau-de-Justo11
En la calle dió su lucha por la equidad con independencia del género

En el terreno de la política nacional, logró que su lucha por el sufragio femenino se materializara en un proyecto de ley de su autoría que llegó en 1932 al Congreso Nacional. La votación sin embargo fue boicoteada por el conservadurismo del Senado, por lo que la concreción de este derecho se hizo esperar hasta 1951.

Aun así, sorteando obstáculos, fue la primera mujer en participar de la Junta Consultiva Nacional del gobierno de facto autodenominado Revolución Libertadora, cuyo objetivo era sentar las bases electorales y constitucionales que regirían el país.

Además, tras la muerte de Alfredo Palacios en 1965, asumió la Secretaría General del Partido Socialista Argentino.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Moreau de Justo fundó la filial argentina del Acuerdo Mundial por la Paz, que agrupaba a las mujeres del mundo “que deseaban luchar contra la guerra, con espíritu de justicia y solidaridad humanas”.

Alicia Moreau de Justo1
En ella encarnó también la lucha de las Madres de Plaza de Mayo

En ese mismo camino y sin que la vejez significara un impedimento, encarnó en ella la lucha de las Madres de Plaza de Mayo durante la última dictadura cívico militar. Las acompañó en sus rondas y junto a otras personalidades, fundó con 90 años, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, organismo que conformó una resistencia importante contra el terrorismo de estado.

En 1984 fue elegida Mujer del Año y la Universidad de Buenos Aires le entregó un premio como Médica del Siglo. Un año más tarde les dejó a las participantes de la Reunión Nacional de Mujeres Socialistas, sus últimas palabras en público: “Reverdecerá y dará flores el viejo tronco socialista y con él al mismo tiempo florecerá la Nación Argentina en la medida en que el pueblo en su conjunto, la clase trabajadora, nosotras las mujeres, sepamos luchar por la democracia, por la justicia social, pero también por la paz, paz en la Argentina, paz en el Mundo”.

Tras 100 años de compromiso con una sociedad más justa, Alicia Moreau de Justo falleció en mayo de 1986 dejando una huella hasta el día de hoy.

“Reverdecerá y dará flores el viejo tronco socialista y con él al mismo tiempo florecerá la Nación Argentina en la medida en que el pueblo en su conjunto, la clase trabajadora, nosotras las mujeres, sepamos luchar por la democracia por la justicia social, pero también por la paz, paz en la Argentina, paz en el Mundo”