Una co-mediación evitó un conflicto judicial intrafamiliar

Una madre y su expareja convinieron una cuota alimentaria ‘a distancia’, a través de un recurso prejudicial. Durante la mediación, la mujer se ‘reencontró’ virtualmente con su hijo tras dos años sin cruzar palabras.

Ángeles y Andrés tuvieron dos hijos durante el tiempo que estuvieron juntos, Pedro y Matías. Se separaron hace ya cuatro años y desde ahí sus caminos de abrieron: Ángeles consiguió un contrato bien pago en España, en el sur del Gran Buenos Aires quedaban su expareja y sus hijos, y un compromiso de contribuir con su cuota alimentaria que no llegaba. Se creó un conflicto a distancia que, en vez de los tribunales, ellos escogieron resolver a través de una mediación.

Es que la pareja podría haber entrado en una vorágine judicial de audiencias interminables, con todos los costos económicos y, sobre todo, emocionales que hubiera implicado para toda la familia.

Raquel Munt, directora nacional de Mediación y Métodos Participativos de Resolución de Conflictos
Raquel Munt, directora nacional de Mediación y Métodos Participativos de Resolución de Conflictos

Con la incorporación de nuevas tecnologías, el Centro de Prevención y Resolución de Conflictos de la Dirección Nacional de Mediación y Métodos Participativos de Resolución de Conflictos, que dirige Raquel Munt, impulsa el Programa de Mediación a distancia.

A partir de esta nueva apuesta, conflictos que podían resolverse a través de una mediación, como el de Andrés y Ángeles, pero que se trababan por la distancia geográfica, ahora pueden encontrar una fácil resolución.

A pesar de su reciente funcionamiento, “aún las pocas experiencias muestran una tarea importante, necesaria, e interesante para intensificar y multiplicar en la aplicación de los métodos alternativos de resolución de disputas beneficiando a sus usuarios, muy especialmente a aquellos que no disponen de medios económicos que les permiten dirigirse a profesionales particulares”, indicó el psicólogo y mediador Jorge Leoz.

“Aún las pocas experiencias muestran una tarea importante, necesaria, e interesante para intensificar y multiplicar en la aplicación de los métodos alternativos de resolución de disputas”.

En el caso de Andrés y Ángeles, el conflicto comenzó cuando ella regresó al país y se instaló en la casa que antes habían compartido. El alejamiento llevó a Andrés a volver a Salta con los chicos: la metrópoli no le ofrecía un trabajo estable y en el Norte estaba su familia.

Una carta del Centro de Resolución de Conflictos del Poder Judicial salteño convocó a la mujer a una mediación sobre los alimentos de los niños. Al mismo tiempo, el Centro contactó a su par de Buenos Aires para que acompañe a Ángeles.

“Inevitable emoción”

Videoconferencia de por medio y con la ayuda de mediadores, cada parte, como Ángeles y Andrés, pueden encontrar cauce a sus problemas. “Una vez conectados, comenzamos un proceso de presentación, palabras de apertura, despliegue del problema, generación de opciones y propuestas de resolución intentando arribar a un acuerdo. Nada muy diferente a un encuentro de mediación como los cotidianos pero en esta oportunidad con particularidades: una ‘presencia’ posibilitada por lo tecnológico, una co-mediación superando las dificultades comunicacionales derivadas de lo atípico y lo nuevo de un encuentro virtual”, explicó el especialista.

En uno de esos encuentros, Ángeles y Andrés encontraron una visión en común y eso trajo incluso mayores resultados que los esperados. Luego de acordar el envío de dinero, Ángeles también logró conectarse con su hijo menor. Hacía dos años que no se veían.

“Ese momento inicial de reencuentro es de inevitable emoción para todos, incluidos los mediadores que de común acuerdo decidimos dejar a la familia un tiempo a solas, respetando su intimidad afectiva. Sin duda, un beneficio agregado, un plus a la resolución del conflicto, una impensada revinculación”, contó Leoz.

Dato Útil:

Dirección Nacional de Mediación y Métodos Participativos de Resolución de Conflictos (Av. Córdoba 1154, CABA) Tel: 5300-4000 interno 76427

Clickeé Aquí