Una argentina impulsó un emoji muy útil para las madres

Una nutricionista de Córdoba está detrás del uso global de un ícono que da cuenta que una mamá está dando el pecho. Se podrá utilizar en las aplicaciones más comunes tras la próxima actualización de la norma de caracteres Unicode, organización que regula la norma de los emojis.

La nutricionista cordobesa Berenice Morzone (34) se percató, en la práctica, que a menudo era contactada por amigos, familiares y pacientes cuando estaba amamantando a su pequeña Oriana, de dos años. Se propuso crear un emoji de lactancia y su propuesta fue aceptada, junto con la de una médica británica llamada Rachel W. Lee.

El próximo emoji de 'dar el pecho'.
Así se verá el emoji de ‘dar el pecho’.

Se trata de decir de un modo gráfico que se está ocupando de la alimentación de su hija. En pocos días, esos íconos estarán disponibles en la principal aplicación de comunicación digital instantánea por decisión del Consorcio Unicode -que regula esa norma de caracteres- de aceptar la propuesta de la cordobesa. La idea de Morzone fue incluida en un listado de 56 nuevos emoticones para la versión 10.

El proceso llevó un año. Precisó de la presentación de un documento en inglés en el que se argumentó por qué es necesario el nuevo emoticón. “Lo primero que marqué fue que en ninguna plataforma digital está reflejado el acto tan natural y universal de dar el pecho -explicó Morzone-.

“Existe el emoji de la mamadera, pero que es sólo una opción y no la más sana y natural, además  que no representa a muchas mujeres y familias que en todo el mundo que utilizan como forma de alimentar al niño la leche materna”.

Cómo se aprobó el nuevo ícono

Otros avales invocados fueron las campañas de numerosos organismos internacionales que plantean la transcendencia de la lactancia materna como vía para un desarrollo óptimo de los bebes. “Si bien Unicode aprueba la masa de emojis para la versión 10.0, cada plataforma luego le hace las variaciones que considera oportunas”, explica Berenice.

Lactancia3Cuenta que planteó que el gráfico debía mostrar a una madre de torso completo y sostiene que su utilidad radica en que viene a complementar otros emoticones ya existentes, como el del bebé, el de la mujer embarazada, o el de parejas heteros y homosexuales.

También, fijó posición argumentando que la comunidad “pro lactancia materna” estaba un poco marginada de la tecnología, y adjuntó en su texto información recogida en otras plataformas, demostrando cómo los usuarios hablan, a diario, del tema y su importancia para una buena nutrición infantil.

Una diseñadora gráfica la ayudó a crear el dibujo. Hubo idas y vueltas a solicitud de Unicode que pretendía, por ejemplo, que el emoji mostrara a una mujer sin cabeza, lo cual finalmente fue descartado.

Para Berenice, el emoji visibiliza este trabajo materno oculto y respalda la lactancia materna a través de un lenguaje gráfico comprensible a nivel mundial, y no sólo es una manera de comunicarse sino que los emojis representan realidades en las que las nuevas tecnologías atraviesan a todas las capas sociales.