Tucumán también quiere implementar los juicios por jurado

Con la presentación de dos proyectos de ley, la provincia del noroeste da los primeros pasos para sumarse a esta herramienta que ya se utiliza en Córdoba y Buenos Aires, entre otros distritos.

El retraso no es menor: la Constitución establece el uso de juicios por jurado desde su primera sanción, en 1853. Si bien ya pasaron más de 164 años desde entonces, es válido reconocer que las discusiones en torno de su aplicación avanzaron: Córdoba, Buenos Aires, Río Negro y Chubut, entre otras provincias, ya lo pusieron en práctica. Ahora, Tucumán busca sumarse a esta metodología.

¿De qué se tratan estos juicios? Con algunas diferencias entre la forma de aplicación según la provincia, se trata, básicamente, de un tribunal compuesto por ciudadanos, que deben decidir a través de su veredicto si una persona es culpable o no de un delito que se le imputa. Tienen la guía de un juez, que les explica qué pena se aplica para el delito en cuestión.

En Tucumán ya se presentaron dos proyectos de ley: uno que prevé la implementación del juicio por jurados y otro que busca crear una comisión especial para estudiar la forma de aplicarlo.

En Chaco se usa un sistema mediante el cual si el acusado proviene de alguna comunidad indígena, entonces el jurado debe estar compuesto por miembros de esa comunidad.

Es que no todas las provincias comparten criterios y todo depende de las particularidades de cada distrito. Pero hay otros puntos de encuentro, ya que los jurados son “clásicos”: están compuestos por doce personas.

Institucionalizar la discusión

Para debatir acerca de la implementación de este sistema, el secretario de Política Criminal de la provincia de Buenos Aires, Francisco Pont Vergés, fue convocado por los legisladores Guillermo Gassenbauer y Fernando Juri.

“No se busca imponer nada, sino institucionalizar la discusión porque es necesario el debate. Los poderes del Estado deben trabajar para acercarse a la sociedad y es necesario dar respuestas en el corto y mediano plazo. Los juicios por jurado son una garantía prevista por la Constitución, pero debe ser reglamentada en las distintas provincias para poder ser aplicada”, afirmó el funcionario bonaerense en el encuentro celebrado el mes pasado en Tucumán.

En la disertación “Juicio por jurado como herramienta de pacificación social”, Pont Vergés explicó cómo se dio la aplicación de la normativa en Buenos Aires, donde se realizó, en 2013, el primero de este tipo de juicios.

El secretario consignó que “el punto fuerte del juicio por jurado es que la ciudadanía termina participando en decisiones trascendentales para su vida diaria”.