Tucumán puso a disposición del noroeste argentino su Cámara Gesell

La Agencia Federal Regional tucumana cuenta con este dispositivo que, con su reinauguración, también se convirtió en una herramienta que podrán utilizar las provincias del NOA.

La herramienta es utilizada, entre otras cosas, para el resguardo de los menores de edad durante la toma de declaraciones.

La Cámara Gesell es un recurso fundamental para la Justicia: a través de su acondicionamiento acústico y los vidrios de visión unilateral se toman declaraciones que pueden determinar veredictos enteros. Sobre todo en lo atinente a delitos que vinculan a menores de edad. Por eso la reapertura de uno de estos espacios en la provincia de Tucumán resultó una noticia importante.

Sucede que en el noroeste argentino la Justicia Federal dispone de uno de estos salones que sirven para muchas otras cosas, como la toma de declaraciones a víctimas de trata de personas; y es por ello que la Agencia Federal Regional la puso a disposición de todas las provincias del NOA.

En un acto encabezado por el gobernador Juan Manzur y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, junto a otros funcionarios del Ejecutivo y el Poder Judicial, se dispuso que este dispositivo pueda ser utilizado por las provincias lindantes.

La refacción del lugar incluyó la reposición de los equipos de sonido, video y el mobiliario; un nuevo sistema de aislamiento acústico y otros detalles para que el espacio pueda ser utilizado rápidamente. La importancia de su reapertura también reside en la necesidad de llevar a cabo la toma de declaraciones allí. De lo contrario, se pueden generar demoras en la resolución de causas.

Provincias como Catamarca y Santiago del Estero carecen de este tipo de salas, por lo que deben apelar inevitablemente a la que funciona desde hace poco menos de ocho años en Tucumán. Allí se confeccionó el espacio a raíz de la sanción 7.545, modificatorio del artículo 229 del Código Procesal Penal provincial.

El ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad tucumano, Regino Amado, afirmó que Bullrich solicitó que iniciativas como esta continúen para avanzar en la lucha contra el crimen organizado. “La tarea debe ser coordinada y sumando herramientas”, refirió el funcionario.

A nivel nacional, la ley que incorpora la utilización de la Cámara Gesell como dispositivo en el proceso judicial fue sancionada en diciembre de 2003; de ese modo se incorporaron los artículos 250 bis y ter al Código Procesal Penal. En la discusión parlamentaria de entonces se puso de manifiesto la necesidad de contar con una herramienta que ayude a preservar a los menores de interrogatorios que podían ser sumamente intrusivos para víctimas de abusos.