Se firmó el traspaso de la justicia nacional a los tribunales porteños

El presidente Mauricio Macri y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, firmaron la transferencia de funciones de los tribunales porteños, pendiente desde la adquisición de status de autonomía de la Ciudad en 1994.

Con presencia del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, se firmó este jueves el convenio de traspaso de la Justicia ordinaria federal a la órbita de la Ciudad de Buenos Aires. En el Salón Blanco de la Casa Rosada, el presidente Mauricio Macri y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta rubricaron el acuerdo que ahora deberá ser ratificado por los respectivos recintos legislativos.

Quedarán en el ámbito de la Macri_Justicia_2ciudad los tribunales laborales, comerciales económicos, civiles, y criminales de instrucción. Al igual que en las provincias, sólo los delitos federales quedarán fuera de la competencia de los nuevos tribunales porteños.

Los referentes coincidieron en definir la iniciativa como una deuda histórica de la reforma constitucional de 1994, que recién ahora se concreta.

En su discurso, el Presidente señaló: “Todo tiene que tener algún tipo de evaluación: la educación, la economía, la reducción de la pobreza -que lo ha comenzado a hacer el INDEC- y también la Justicia, que es lo que ha empezado a hacer (el programa oficial) Justicia 2020”. Esas “herramientas”, señaló, estarán destinadas a “ver qué hace cada Juzgado y cada juez”.

“Van a poder dirimir sus Macri_Justicia3conflictos de la vida diaria a través de un Poder Judicial propio”, auguró el Presidente a los porteños.

Desde la consagración de Autonomía de la Ciudad de Buenos Aires, la administración comunal ya se había hecho cargo de algunos delitos, como amenazas o usurpaciones, y de las contravenciones. Este avance permite el pase de todas las funciones judiciales y determina el traspaso de todos los fueros nacionales.