Galeano concluyó su tercera jornada declaratoria

En una nueva audiencia del juicio que busca probar si hubo irregularidades en la investigación del atentado a la AMIA, Juan José Galeano continuó con su declaración indagatoria.


El ex juez de la causa, imputado por encubrimiento, expuso por tercera vez en esta etapa de recepción de indagatorias y lo seguirá haciendo, según anticipó, durante dos o tres jornadas más.

Galeano relató con ayuda de textos y recortes de diarios, su paso por la causa y, en particular, la enorme cantidad de pistas que surgían, las cuales -en su opinión- eran inventadas por la Policía de la provincia de Buenos Aires para desviar la investigación y alejar al juez de las brigadas de Lanús y Vicente López. “La Policía operaba como una mafia e intentaba desviar la causa a cualquier lugar que los aleje de ellos”, expresó.

Los oficiales de esas brigadas, con el ex comisario Juan José Ribelli a la cabeza fueron finalmente acusados por Galeano, quien insiste hasta hoy sobre su culpabilidad. Si bien pasaron varios años en prisión, los policías fueron absueltos en 2004 por el Tribunal Oral Federal 3, y son querellantes en esta causa por encubrimiento.

Incluso, cada vez que los menciona en su declaración, Galeano los llama “los imputados querellantes del fondo”, en referencia a su ubicación en la sala de audiencias.

Además, como si fuera un alegato final, el ex juez se refirió a los testimonios de los ex agentes bonaerenses y otros testigos del juicio por encubrimiento y dijo que esas personas “vinieron a mentir”.

También volvió a mencionar la poca o nula ayuda que según él tuvo en el desarrollo de la causa de las fuerzas de seguridad, tanto de la Policía Federal y provincial como de los servicios de inteligencia.

Sobre estos puntos se cree continuará la semana que viene y se espera también desarrolle uno de los hechos que se juzgan en este juicio: el pago de 400 mil dólares a Carlos Telleldín para que declare contra los ex oficiales bonaerenses.