Javier Fili se ocupa de registrar y seguir los reclamos que se hacen en la línea 0800 del Registro Nacional de Empresas y Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia (RENCAP). Allí los jóvenes pueden denunciar situaciones de violencia o discriminación en discos o espectáculos públicos.

¿Qué sucede cuando alguien quiere ingresar a un boliche y es rechazado por una decisión arbitraria del patovica que custodia la puerta o se le prohíbe la permanencia en el lugar por un argumento injustificado, sin ningún asidero? Existe la posibilidad de denunciar ese tipo de situación irregular, y el lugar para hacerlo es la Dirección Nacional del Registro de Empresas y Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia (RENCAP) que tiene por finalidad diseñar y operar un banco informático que permite recibir, clasificar, incorporar, transmitir y archivar toda la información suministrada por las jurisdicciones provinciales y por la ciudad de Buenos Aires, en tanto estén adheridos a la Ley 26.370.

El RENCAP, que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, facilita efectuar denuncias primarias por actos de discriminación, violencia o incumplimiento de las normativas en que incurran los empleados de control de admisión y permanencia o las empresas.

Los damnificados, sus allegados o testigos de incidentes o del incumplimiento de las disposiciones vigentes, pueden radicar denuncias administrativas las 24 horas, los 365 días del año, a través del formulario en línea que se encuentra en la página web del RENCAP o mediante un servicio telefónico gratuito, llamando de lunes a viernes al 0-800-222-0080, en el horario de 7 a 18, o dejando un mensaje para ser contactado al día hábil siguiente. Tanto el formato de denuncia electrónico como el que es por intermedio de la línea telefónica gratuita están en funcionamiento desde diciembre de 2010.

Las denuncias son recepcionadas en el 0-800 por los operadores telefónicos y posteriormente derivadas por sistema a Javier Fili, quien tiene a su cargo las tareas de llevar el registro y seguimiento de las mismas.

“Por lo general, son jóvenes los que hacen las denuncias, así como también las recibimos por parte de familiares y en muchos casos, de terceros que fueron testigos de los hechos de agresión o discriminación”, explica Fili. Los operadores toman los datos requeridos en el formulario, para luego ser contactados por mail: se les notifica que se recibió la denuncia, la cual es posteriormente derivada a la jurisdicción donde sucedió el hecho. Si se trata de un hecho de discriminación se le ofrece al damnificado asesoramiento gratuito por parte del INADI, y en caso de que se trate de un caso de violencia física o verbal, se le ofrece orientación de parte de la Dirección Nacional de Promoción y Fortalecimiento para el Acceso a la Justicia.

“Mensualmente recibimos unas diez denuncias, dos o tres por fin de semana”, grafica el operador. Hasta febrero pasado, el RENCAP recibió 870 denuncias, las cuales fueron vehiculizadas a las jurisdicciones correspondientes.

Dirección Nacional del Registro de Empresas y Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia (RENCAP).

Ayudar y contener

En la página web del Registro es posible ver el estado de situación de la denuncia realizada a partir de un número que se le asigna al momento de hacerse efectiva la misma. El RENCAP posibilita el acceso público a la información disponible con respecto a:

-Nóminas de Empresas y Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia, habilitados en las distintas jurisdicciones adheridas a la Ley Nº 26.370.

-Empresas y Trabajadores que tendrán a su cargo el Control de Admisión y Permanencia en eventos y espectáculos musicales, artísticos y de entretenimiento en general, que se lleven a cabo en estadios, clubes, pubs, discotecas, bares, restaurantes y todo otro lugar de entretenimiento de público en general.

La información obtenida de las jurisdicciones adheridas se mantiene actualizada en forma permanente. “Es muy gratificante saber que estamos ayudando y dándole contención a personas que atravesaron una situación muchas veces traumática y de riesgo como son los hechos de violencia y discriminación en la nocturnidad. Tenemos muy buena respuesta por parte de los denunciantes, se muestran agradecidos al saber que su denuncia puede llegar a una resolución”, explica Fili.

Fili cuenta que la mayor proporción de denuncias es por casos de discriminación en el acceso a los lugares públicos: por aspecto físico, por motivaciones raciales, por orientación sexual y por indumentaria, entre otros motivos.

El RENCAP también brinda charlas para adolescentes y jóvenes en distintos municipios e instituciones, en las que se les informa a los jóvenes cuándo es correcto que se les impida el acceso a un local, en qué casos constituye un caso de discriminación y cómo pueden operar frente a ese avasallamiento de sus derechos.