Impulso al área de tecnología del Consejo de la Magistratura

El Consejo de la Magistratura reestructuró su área de Tecnología: dividió la parte operativa, de las de seguridad y control, y pasó al rango de Dirección a la hoy subsecretaria de Seguridad Informática.

La reestructuración en el Consejo de la Magistratura ya está en marcha. La propuesta, elaborada en el último tiempo por el presidente del cuerpo, el abogado Miguel Piedecasas (tarea delegada por el plenario), incorporó también un área específica de auditoría, dos unidades especiales dependientes del plenario para seguimiento y control, y otra de modernización y elaboración de proyectos.

Piedecasas fue el encargado de explicarles a los otros doce consejeros los detalles de la operación. La subdirección de seguridad informática pasó a ser dirección, lo que para Piedecasas resulta en “darle autonomía funcional”, puesto que convivirá con la actual Dirección de Tecnología, de la que antes dependía. A cargo de la nueva dirección se designó a la ingeniera Adriana Marisa Waintal,  quien ya trabajaba en la dirección de Tecnología.

También se crearon dos nuevas unidades una de ellas denominada Unidad de Modernización, Innovación Tecnológica y Proyectos Especiales en la que recaló Gabriel Mehlman, actual coordinador de la Dirección de Tecnología y uno de los sindicados por algunos de los consejeros como responsable de las irregularidades y fallas de los sistemas en el Poder Judicial.

La otra unidad creada es la de Seguimiento y Control de la que participarán tres de los consejeros junto con que es quien fue designado para llevarla adelante. La reestructuración incluye auditorías externas periódicas que estarán en cabeza de la Auditoria General de la Nación (AGN) –el consejo posee un convenio con esta entidad- y no se descarta que también para ello se solicite el control de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN).

El proyecto fue aprobado con la mayoría de los consejeros. Al voto de Piedecasas se le sumaron los de los jueces Luis Cabral y Leonidas Moldes, el representante del Ejecutivo Juan Mahiques, los legisladores Pablo Tonelli, Gustavo Valdes, Ángel Rozas y la abogada Adriana Donato.

En contra o absteniéndose votaron los legisladores Virginia María García, Rodolfo Tailhade y Ruperto Godoy; la jueza Gabriela Vázquez y el académico Jorge Candis. Entre las principales críticas de estos se encontraba el poco tiempo de análisis del proyecto que llegó a sus manos el lunes por la noche y las críticas hacia Mehlman.

Más allá de estos cambios, actualmente el cuerpo de auditores se encuentra investigando dos pedidos realizados por el plenario del Consejo con respecto al funcionamiento del sistema informático de sorteo de causas judiciales.

Se trata de verificaciones en los sistemas informáticos por posibles fallas, o irregularidades, en sorteos de causas y en el centro de cómputos del Poder Judicial, ocurridas en junio y abril de este año.

Estas falencias hicieron que en julio pasado el Consejo disponga el inicio de una información sumaria por ambos inconveniente y le ordenara al cuerpo de auditores realizarlo. El plazo para la presentación del informe vence en los próximos días y los auditores se presentaran ante los consejeros para dar sus resultados.