Córdoba moderniza el sistema de sorteo de causas

Modernizaron en Córdoba el sistema de sorteos informáticos de asignación y distribución de causas con un nuevo reglamento que lo hace más ágil y transparente.

Acorde al Acuerdo Reglamentario 1403 dictado por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) cordobés, se crea una nueva norma de sorteos para las Mesas de Entradas de Expedientes existentes y por crearse, que mejora el sistema actual y contribuye además al proceso de informatización de la Justicia.

La medida fue aprobada por los vocales del TSJ Sebastián Cruz López Peña, María de las Mercedes Blanc G. de Arabel, Aída Tarditti, Luis Enrique Rubio, Carlos Francisco García Allocco y ya se encuentra vigente.

Funcionamiento

El sistema funciona a partir de una designación por sorteo de dependencias según los tipos de juicios y cantidades ingresadas que, dice el artículo 2 del texto, es “azarosa, equilibrada y equitativa”. Y, en el caso en que se detecten luego errores u omisiones, el método no permite realizar modificaciones por lo que deberá hacerlo directamente el tribunal asignado.

El mismo procedimiento se repetirá  en caso de apartamiento o recusación del juez previamente sorteado y durante la feria judicial, siendo obligatoria la asignación previa a finalizar el receso.

Por otra parte, como todo programa informático, éste también puede fallar y eso está contemplado en el Acuerdo Reglamentario: si el sorteo presenta inconvenientes para registrar causas y asignarlas, se interrumpe o cae, será la Mesa Entradas la que concretará la asignación de forma manual y por correlatividad. Pero, dice la norma, esto puede ocurrir sólo “en el supuesto de extrema urgencia o de prescripción debidamente justificada”.

En ese caso, deberá emitirse un certificado manuscrito para que el abogado del caso se identifique ante el juzgado correspondiente y éste conforme una carátula provisoria. Una vez restablecido el servicio, esa dependencia se asignará la causa a través del sistema con el respectivo ingreso de datos y creación de la carátula.

Por último, el reglamento dictado por el Tribunal Superior de Justicia contempla a su vez las demandas múltiples impuestas por un mismo letrado. En situaciones en las que la misma persona inicia entre cinco y veinte juicios del mismo tipo y con un mismo actor y las causas sean independientes entre sí, tramitarán en la misma dependencia.