La Provincia de Buenos Aires ya definió a los ciudadanos que podran integrar jurados populares en 2018. Los candidatos serán los mayores de edad con DNI finalizado en 143 y 740, es decir, unos 12 mil bonaerenses.

En el Instituto Provincial de Loterías y Casinos de La Plata se realizó el sorteo de los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires que integrarán los jurados populares en 2018. Serán los encargados de participar en los juicios que se lleven adelante en causas por delitos graves con penas superiores a los 15 años.

Se trata del cuarto sorteo que se realiza desde que se aprobó la ley de jurados en 2013. Los ciudadanos de la provincia que reúnan los requisitos legales y cuenten con Documento Nacional de Identidad finalizado en 143 y 740 serán los jurados para los juicios del año que viene.

Tal y como lo establece el sistema legal bonaerense, el listado debe quedar conformado con una cantidad equivalente a un ciudadano por cada mil bonaerenses en condiciones de ser jurados. En esta ocasión, tras el sorteo fueron abarcadas unas 12 mil personas.

La principal función de los jurados en el marco del juicio es, mediante una “deliberación secreta”, decidir si el imputado es culpable o no de los delitos de los que se le acusan. En ese sentido, deben debatir también si el hecho que se le imputa está probado o no.

Hay que recordar que en caso de que se lo declare culpable será el juez a cargo del debate será el que indique el monto de la pena. Para ser declarado culpable por los menos 10 de los 12 integrantes del jurado deben coincidir en su voto.

El sorteo anual se trata de una acto cívico político de importancia porque es la designación de los jueces ciudadanos que ordena la Constitución provincial.

La historia marca que la Constitución Nacional incluye el juicio por jurado desde 1853 aunque sea dispar su implementación. En la actualidad este sistema está implementado en Córdoba y Neuquén, aparte de la provincia de Buenos Aires.

Ser jurado popular

Se trata de una carga pública obligatoria donde cualquier ciudadano argentino que tenga entre 21 y 75 años, viva en la provincia de Buenos Aires y comprenda el castellano puede ser convocado. Aunque previo a ser jurado se debe certificar si reúnen las condiciones.

Además, existen ciertas personas que están excluidas: quienes tengan responsabilidades públicas de relevancia (por ejemplo, gobernadores, intendentes, funcionarios políticos o del Poder Judicial), abogados, escribanos, miembros de las fuerzas de seguridad en actividad o retirados.

A ellos se les agregan, y que quedan exhimidos, los que tengan alguna enfermedad física o psíquica que les impida ejercer la función. Luego el proceso derivará al momento del juicio que tras un sorteo, y otras circunstancias como ser posibles recusaciones de las partes, culmina en la selección de 12 titulares y seis suplentes (hombres y mujeres en partes iguales).

Quienes fueron citadas pero no seleccionadas podrán ser convocadas nuevamente para un nuevo juicio pero quienes lleguen a actuar como jurados no podrán ser convocados nuevamente por el término de tres años.