El Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires montó un ensayo en el que miembros del público de la Feria declararon “no culpable” al actor Lito Cruz, que ofició de acusado. El sistema ya es utilizado en Córdoba, Neuquén y Buenos Aires.

El simulacro de juicio por jurado realizado este lunes en la 42° Feria del Libro de Buenos Aires, organizado por el Consejo de la Magistratura porteño, dejó entrever que no existe una cosa tal como un desinterés por involucrarse en temas de Justicia por parte de la sociedad civil.

Más de 200 personas colmaron la Sala Roberto Arlt para ver cómo se desarrollaba la propuesta que el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires llevó a la megamuestra por primera vez. Todos los asientos estaban ocupados, y no puede decirse que se haya tratado de personas cercanas al mundo del Derecho: alumnos de escuelas, jóvenes y adultos fueron de la partida indistintamente.

Con el actor Lito Cruz cumpliendo el papel del acusado, la situación cobró realismo, y hasta una cuota de humor. El caso, en sí, estuvo planteado en todos los términos del juicio por jurado: las autorizdades aclararon bajo qué norma iba a ser juzgado quien dio en llamarse Héctor Vázquez, arquitecto, y presunto autor de la destrucción de los vidrios del auto de una vecina que estacionó en la puerta de su garage.

El actor Lito Cruz ofició de acusado.
El actor Lito Cruz ofició de acusado

Apenas comenzado el simulacro, el juez recordó uno de los imperativos que impone el dogma del fuero penal: el enjuiciado es inocente hasta que se demuestre lo contrario. El cuerpo de ciudadanos convocados ad hoc demostró estar a la altura, ya que sólo consideró la evidencia circunstancial en contra de Vázquez. Las declaraciones testimoniales tampoco lograron desviar la atención de los ciudadanos que no se corrieron de la interpretación de que la acusación era insustancial.

La presentación estuvo a cargo del juez Gustavo Letner, del fuero Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, el secretario de Justicia, Santiago Otamendi, y el titular de la Comisión de Justicia de la Legislatura porteña, Daniel Presti. También formaron parte del encuentro, y oficiaron sus propios cargos en el simulacro, la defensora Patricia López y el fiscal Norberto Brotto.

En las reflexiones previas, el magistrado anfitrión afirmó que “la vieja idea de que la sociedad no está preparada para el juicio por jurados no es cierta”, en tanto que Otamendi consideró como una “deuda institucional y constitucional” la instauración de esa herramienta. Aparte, el secretario defendió la experiencia llevada a cabo ese día: “A veces la vivencia es mucho más fuerte que leer los libros”, bromeó.

Otamendi consideró como una “deuda institucional y constitucional” la instauración de esa herramienta en el código penal

Por su parte, Daniel Presti aseveró que “el juicio por jurados hace a la cercanía, a la rapidez y a la celeridad que es lo que reclama la sociedad de la Justicia”. Todos estuvieron de acuerdo en que la Ciudad de Buenos Aires debe sumarse al sistema que ya es utilizado en las provincias de Córdoba, Neuquén y Buenos Aires.

Impulso

El ministro de Justicia, Germán Garavano, declaró en Radio Nacional que el Poder Ejecutivo buscará impulsar en 2017 el Juicio por Jurado, “que tiene la virtud de involucrar a la gente en la administración de Justicia y ayuda a romper la desconfianza con el sistema”.

Garavano consideró que “lo que no puede el sistema judicial es no responder, el desafío que tenemos es tratar de generar todos los medios para que los jueces puedan resolver los casos que se le presentan, ya sea por corrupción, hechos de violencia o de familia”.

A su tiempo, solicitó a los jueces federales “aumentar las causas de corrupción que lleguen a juicio oral y público”.