Cómo es el servicio bonaerense de asistencia gratuita a víctimas

Un equipo interdisciplinario acompaña a quienes sufrieron un delito, sean graves o comunes. Son dispositivos de atención primaria que ya funcionan en 19 sedes del territorio provincial, más dos en la CABA.

En el marco del Plan Integral de Asistencia a la Víctima, hace seis meses funcionan los Centros de Asistencia a Víctimas y Acceso a Justicia (CAVAJ) distribuidos a lo largo y ancho de la provincia de Buenos Aires. Hoy en día, funcionan 19 en territorio bonaerense y dos en conjunto con la Nación en la Ciudad de Buenos Aires.

Desde el lanzamiento del plan en junio, se pusieron en marcha 13 nuevos CAVAJ en los distritos de Pilar, Morón, San Fernando, Pergamino, Quilmes, Dolores, Azul, Mercedes, Moreno, San Nicolás, Pinamar y en las cercanías a las estaciones de tren de Once y Constitución, estos últimos dos en puntos neurálgicos de tránsito de ciudadanos de ambos distritos.

CAVAJ Moreno
Foto: Patrick Haar

Para ello se integraron los equipos provinciales con sus pares de los Centros de Acceso a Justicia (CAJ), dependientes del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Según estadísticas del ministerio de Justicia bonaerense, en 2016, un 34 por ciento de las denuncias recibidas por las dependencias fueron por homicidios, el 18 % por casos de abuso sexual, 17 por ciento de violencia de género y 4 por ciento de femicidios. De este modo, se asistieron y contuvieron a 1427 víctimas de delitos graves.

Aparte de patrocinio, los ciudadanos reciben ayuda en trámites legales vinculados con vivienda, alimentos, subsidios por discapacidad o trabajo en  centros cercanos a su domicilio

El foco en las víctimas

Patrick Haar
Foto: Patrick Haar Subsecretario de Acceso a la Justicia de la provincia de Bs. As. Ignacio Hagelstrom
Subsecretario de Acceso a la Justicia bonaerense, Ignacio Hagelstrom

En el marco de una reforma del Código Procesal Penal provincial que empezará a discutirse en marzo, los CAVAJ ponen la atención en que las víctimas o sus familiares no sufran una “revictimización”. La idea es darles un rol preponderante a los ciudadanos que sufrieron delitos complejos.

En estos centros se brinda asesoramiento y orientación jurídica para garantizar el pleno ejercicio de los derechos y la igualdad de oportunidades. En ese marco, desde el organismo, también plantean entre sus ejes fundamentales un proyecto para modificar el código de procedimientos en el fuero penal para “darle más voz y presencia protagónica a las víctimas en el marco de un proceso judicial”.

“La Justicia y su lenguaje es muy lejano para el común de la ciudadanía. A las personas que sufrieron el delito, el proceso no los tiene en el centro y tienen poca voz. La idea es darle más espacio y acompañarlas a diario a través de nuestros equipos interdisciplinarios”, argumentó el funcionario que depende de Ferrari.

Sería en todo el proceso de la causa y también en la etapa de ejecución de la pena del condenado, momento en el cual los familiares de las víctimas podrían “dar su opinión o ser informados” sobre posibles “beneficios” para los victimarios. “Ser sujeto de derecho reconocido dentro del proceso y no un objeto de simple testimonio o prueba”, explicó Hagelstrom sobre una medida que sería puesto en debate con los operadores judiciales durante el 2017.

Cercanía con el conflicto

Patrick Haar
Centro de Asistencia a Víctimas y Acceso a Justicia (CAVAJ), Moreno, Provincia de Buenos Aires (Foto: Patrick Haar)
Centro de Asistencia a Víctimas y Acceso a Justicia (CAVAJ), Moreno, Provincia de Buenos Aires

Son tres las formas en las que trabajan los centros en los municipios cuando el vecino denuncia el delito, con las derivaciones primarias de cada distrito, o de comisarías y fiscalías, así como de oficio frente a un caso de conocimiento público. Trabajan en equipos interdisciplinarios integrados por abogados, psicólogos y trabajadores sociales, que facilitan el acceso a la información y la ayuda para la solución de cada problemática particular, sea grave o un simple trámite.

 

Patrick Haar
Centro de Asistencia a Víctimas y Acceso a Justicia (CAVAJ), Moreno, Provincia de Buenos Aires. Subsecretario de Acceso a la Justicia de la provincia de Bs. As. Ignacio Hagelstrom
Ignacio Hagelstrom

Antes los ciudadanos realizaban las denuncias en la capital provincial, La Plata. Por este motivo, los CAVAJ acercan el Estado y la asistencia a la víctima a los barrios para lograr “cercanía” y “presencia”

“Es un lugar donde los ciudadanos de la provincia pueden solucionar sus conflictos jurídicos. Un espacio de contención y asistencia donde también pueden realizar una derivación primaría a otra dependencia estatal. Así como buscamos un seguimiento en conjunto con las personas que tienen alguna necesidad”, destacó el subsecretario de Acceso a la Justicia bonaerense, Ignacio Hagelstrom.

Desde la provincia, informaron que es clave el Plan Integral de Asistencia a la Víctima como “un pilar fundamental” porque marca la presencia institucional en territorios “a donde no llegaba”. En tanto, manifestaron que la política de apertura de un CAVAJ se analiza en función de la cantidad de habitantes del distrito y la litigiosidad del departamento judicial. En tanto, especificaron que hubo un “aumento de la demanda en los centros con respecto a 2015, del 1000 por ciento”. Mientras que en el primer semestre de 2016 hubo un aumento del 78 por ciento respecto al segundo semestre.