Respaldo a traspaso de competencias judiciales a Ciudad

La iniciativa del ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano que plantea modificaciones a la ley 24.588 sancionada en 1995 fue analizada en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

La “Ley Cafiero” estableció  límites a la plena autonomía de la CABA en materia de Justicia y ahora se proyecta superarlos con el traspaso.

La comisión de justicia de la Legislatura porteña fue el lugar donde se dio uno de los primeros pasos para iniciar un camino a mediano plazo para el traspaso de las competencias de la justicia nacional ordinaria a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Semanas atrás, el Gobierno Nacional presentó en el Congreso el proyecto de ley que contempla la transferencia en un plazo no mayor a siete años.

Daniel Presti, legislador del PRO y titular de la comisión, informó que la ronda de visitas de funcionarios continuará a inicios de julio con la presencia del ministro de Justicia nacional, Germán Garavano; y del secretario de Justicia, Santiago Otamendi.

En la ocasión estuvieron presentes  el subsecretario de Justicia porteño, Jorge Enríquez, el fiscal general de la Ciudad, Luis Cevasco; los ministros del Tribunal Superior de Justicia Inés Weinberg y José Casás, consejeros y legisladores porteños, y representantes de la Defensoría General y la Asesoría Tutelar.

Weinberg fue la primera oradora y señaló que “es necesaria la plena autonomía de la Ciudad ya que el 90 por ciento de la justicia a nivel nacional está en manos de jueces locales”. Por su parte, el ministro José Casás enfatizó que “es una aspiración de la Ciudad manejar los temas locales en materia de justicia, tal como lo hacen cada una de las provincias”. En tanto, aseguró que hay que “defender los intereses de la Ciudad” y recordó el artículo 129 de la Constitución Nacional que manda: “La Ciudad de Buenos Aires tendrá un régimen de gobierno autónomo, con facultades propias de legislación y jurisdicción”.

Por su parte, el subsecretario de Justicia de la Ciudad, Jorge Enriquez, manifestó que esta iniciativa “es para brindar un servicio más eficiente al vecino de esta ciudad y no sólo por cumplir un mandato constitucional”.

“Venimos trabajando hace mucho tiempo desde el Poder Ejecutivo porteño y celebramos que se haya presentado el proyecto en el Senado.  “Se realizará una división de tareas en diferentes comisiones y áreas temáticas para realizar un traspaso pleno”.

El secretario del Consejo de la Magistratura de la C.A.B.A., Carlos Mas Velez,  detalló que “hay que debatir la equiparación de los salarios, resolver temas previsionales, adecuar legislación así como solucionar déficits estructurales para romper prejuicios y realizar un cambio cultural”.

Finalmente, el fiscal general porteño, Luis Cevasco, afirmó que “va a ser necesaria una capacitación de más o menos 1.000 operadores judiciales porque se va a producir un cambio de sistema procesal con una mayor oralidad”. En la próxima reunión, se prevé convocar a los magistrados, a los fiscales y también a los sindicatos de empleados judiciales.