La OA requiere que se quite firma en material de difusión

La Oficina Anticorrupción (OA) resolvió que el Registro Nacional de las Personas (RENAPER) deberá excluir de su material impreso destinado a la distribución de los DNI toda referencia al Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda.

La decisión responde a que no se adecúa al artículo 42 de la Ley 25.188 de Ética Pública. La norma fija que “la publicidad de los actos, programas, obras, servicios y campañas de los órganos públicos deberá tener carácter educativo, informativo o de orientación social, no pudiendo constar en ella, nombres, símbolos o imágenes que supongan promoción personal de las autoridades o funcionarios públicos”.

“No corresponde en folletería o publicidad oficial poner el nombre de un funcionario, ya que no debe aprovechar su cargo para publicitarse”, expresó Laura Alonso, titular de la OA. “Es una recomendación fuerte para que todos los funcionarios del Poder Ejecutivo tomen nota. Además, informamos al Secretario de Comunicación Pública, Jorge Grecco, porque tiene a cargo la comunicación y las campañas oficiales del Gobierno Nacional”, agregó la funcionaria.

Excede la finalidad informativa

En su resolución, el organismo abocado a la transparencia aclaró que en el caso de los DNI se trata de un diseño que se mantiene de la gestión anterior, a cargo de Florencio Randazzo, según lo explicó el director del RENAPER, Juan José D’Amico.

En el dictamen se recuerda que la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos fijó que “la publicidad estatal no puede ser propaganda encubierta de quienes controlan el gobierno o de sus intereses”.

“No podría objetarse que el citado material mencione al Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda como sector del Estado Nacional que tiene a su cargo la emisión y entrega de la documentación, inclusión que, en definitiva, tendería a informar con mayor claridad sobre quién resulta responsable político de su ejecución”, se sostiene en la resolución.

“Sin perjuicio de lo expuesto, la inserción en el material del nombre del funcionario y la reproducción de su firma ológrafa, más allá de tratarse de una cuestión de diseño, excedería la finalidad de información respecto de la jurisdicción o área de gobierno responsable, por lo que no deberían ser incluidos en los sobres y/u hojas de soporte”.