jueves 20 de septiembre de 2018

Reforma de la Justicia Penal

Código Procesal Penal Federal

Las voces de la Reforma Procesal

Entrevista a Carlos González Guerra

Puntos Claves de la Reforma Procesal

El Código Procesal Penal Federal (CPPF) es una herramienta que define las funciones de los jueces, fiscales y policías. Asegura que el acusado cuente con las garantías de un juicio justo, rápido e imparcial.
Hay un código procesal para cada provincia, mientras que el Código Procesal Penal de la Nación se utiliza para delitos federales (ya sean en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o el resto del país). Delitos federales son aquellos que afectan los intereses del Estado Nacional.
A la criminalidad organizada: los llamados ‘delitos complejos’, que son los que generan mayor desigualdad. Son organizaciones continuamente en perfeccionamiento, en la mayoría de los casos, transnacionales. Para prever técnicas y herramientas investigativas nuevas se tuvieron en cuenta exigencias recogidas en instrumentos internacionales.
El objetivo que se plantea es lograr procesos más rápidos, sencillos y transparentes, a través de investigaciones y juicios ágiles e inmediatos.
Se ratificó el sistema acusatorio (previsto por la Ley 27.063), y así los fiscales ahora conducen las investigaciones. Se trata de un sistema ‘adversarial’, en el que existe una verdadera división de tareas: acusador y acusado son los protagonistas del juicio, mientras que el juez sólo dictamina sentencia.
La incorporación de los principios Celeridad (los casos deben resolverse más rápido), Oralidad (menos papeles y más audiencias orales), Publicidad (audiencias y resoluciones públicas), Desformalización de las decisiones (menos exigencias formales facilitan los procesos).
El fiscal tendrá, siempre con autorización de un juez, mejores herramientas, por ejemplo: La ley del colaborador o arrepentido, el agente encubierto y el informante, además de la entrega vigilada. Al mismo tiempo, se crearon herramientas que garantizan la protección de testigos y la reserva de identidad.
Aun cuando no se constituya en parte querellante, participará activamente junto al fiscal y juez. Podrá exigir medidas para la investigación o realizar investigaciones por cuenta propia. Todas las decisiones que le afecten deberán ser previamente comunicadas. De no estar de acuerdo, se fijará un mecanismo de revisión específico.
El propósito principal de la reforma del Código es que se convierta en una herramienta eficaz en la lucha contra el crimen organizado y los delitos complejos.

¿Qué es el Código Procesal penal? - Parte 1 y 2

Código Penal

Delitos Viales en el nuevo Código

Entrevista a Marcos Salt

Puntos Claves de la Reforma Penal

El Código Penal argentino es el cuerpo normativo en donde se determinan cuáles son las conductas disvaliosas o delitos. El actual Código data de 1921 y recibió más de 900 modificaciones que provocaron una pérdida de sistematicidad.
Porque el Código Penal tiene cien años y está desactualizado. Las nuevas modalidades delictivas no están incorporadas al Código, como las de grooming, delitos informáticos, de lesa humanidad, y varios más.
También porque las penas del actual Código Penal en algunos casos son excesivamente bajas, como, por ejemplo, de narcotráfico o corrupción de funcionarios públicos.
El Código Penal debe estar en sintonía con las convenciones internacionales y en línea con lo que sucede en el resto de los países.
Se toman en cuenta los proyectos que trabajaron las 17 comisiones anteriores. También lo que sucede en otros países, lo que dijo la Corte Suprema de la Nación a través de sus precedentes judiciales. La Ley argentina tiene que ser una ley actualizada, que tome en cuenta la historia argentina y también el derecho comparado.
Contempla los delitos de tráfico de sangre, órganos y manipulación genética, delitos en el deporte -como el doping-, delitos vinculados con la protección de bienes culturales, delitos vinculados con el derecho de los trabajadores -como el acoso laboral-, delitos que tienen que ver con la particularidad de los siniestros viales, delitos de lesa humanidad, delitos fiscales y aduaneros, delitos informáticos, ambientales (entre los que se encuentra el maltrato y la crueldad animal), delitos de propiedad intelectual, etc.
Se mantiene la estructura, pero se incorporan nuevos delitos y principios para que se permita una aplicación efectiva de la Ley Penal.
Se suma el libro tercero, que habla de los delitos de lesa humanidad. Se incluyen delitos vinculados con la comunidad internacional, como genocidio, desaparición forzada, y otros. También declara la imprescriptibilidad de estos delitos.
El objetivo es lograr la proporcionalidad de las penas. Y en algunos casos como corrupción o narcotráfico se aumentan las penas.
También buscamos que las penas se cumplan con una aplicación efectiva. Que en los casos de delitos graves, como agresiones sexuales u homicidios calificados, se cumpla la totalidad de la pena y no se acorten. Que en los casos de penas bajas también se cumplan con medidas alternativas, tareas comunitarias o prisión domiciliaria.
Uno de los objetivos del Código Penal es lograr una
aplicación efectiva de la ley penal. Para ello, la reforma limita la libertad
condicional para los condenados por delitos dolosos graves. Por otro lado,
establece como la obligación de realizar tareas no remuneradas a favor del Estado
o de instituciones de bien público, a los condenados a prisión de ejecución
condicional, así como el cumplimiento de otras reglas para la prevención de
delitos.
Muchas veces las personas de las empresas cambian pero las corporaciones quedan. Muchos de los delitos de la criminalidad económica no son cometidos por personas físicas, si no por empresas, que también deben cumplir con las penas en el marco del Derecho Penal. en virtud de lo explicado anteriormente, se decidió prever la responsabilidad penal de la persona jurídica no solo para los delitos contra la administración pública como se sancionó en la ley 27.401, sino que también se estableció para otros delitos como Trata, Terrorismo, Delitos ambientales, delitos en el deporte, entre otros.
Se va a permitir que, bajo determinados presupuestos, cuando se admita la procedencia ilícita de un delito o cuando haya fuga de uno de los imputados, ese decomiso sea definitivo sin esperar la culminación, que muchas veces dura años en el marco del proceso penal.
Porque en un solo libro la sociedad argentina va a poder saber qué es lo que está permitido, qué es lo que está prohibido y cuáles son sus penas. Todo eso va a tenerlo en un único Código Penal, que va a ser útil para los operadores judiciales y para toda la sociedad argentina.

Ejes en 30 segundos

Material realizado por la Dirección de Comunicación Audiovisual en Materia de Justicia

Comandos



- Ctrl+Alt+c

- Ctrl+Alt+n

Vista Sencilla - Alt+9

Inicio - Alt+1

Construyendo Comunidad - Alt+2

Gestión del Ministerio- Alt+3

Justicia 2020 - Alt+4

Entrevistas- Alt+5

En 30 segundos- Alt+6

Reforma de la Justicia Penal- Alt+7