Reforma laboral francesa impide trabajar online fuera de horario

En el país europeo fue aprobada una ley que permite a los empleados mantenerse inhallable para sus jefes durante fines de semana y horas nocturnas. Promueve el descanso para evitar el alto índice de estrés.

El derecho a desconectarse fuera del horario de trabajo entró en vigor en Francia el 1 de enero. La nueva medida prevé que cada empresa con más de 50 empleados tenga que abrir negociaciones entra las diferentes partes para llegar a un acuerdo, en función de las necesidades de cada una. En caso de no lograr concertar las prácticas de garantía del derecho a desconectar, será el empleador el que redacte una carta en ese sentido.

La ley no significa que al salir del puesto de trabajo no se puedan responder las llamadas, sino que se abre la posibilidad de que trabajadores y empleadores pacten lo mejor para la empresa y los empleados. Se quiere evitar que no se descanse en ningún momento.

El Ejecutivo francés estableció en el texto que adoptó el Parlamento que la forma de hacerlo será por la negociación entre las partes, de forma que en las compañías de más de 50 empleados, dirección y representantes de los trabajadores tendrán que discutir para llegar a un acuerdo que podrá tener validez uno o varios años.

La ley fija así un derecho para los trabajadores y un deber para las empresas, apostando por la negociación y el pragmatismo. Las conversaciones serán también una oportunidad de hacer una labor de prevención y de formación al uso de las nuevas tecnologías: no se trata solo de que el jefe aprenda a no enviar correos electrónicos a horas intempestivas si puede esperar a la mañana siguiente, sino también de que los trabajadores no se sientan culpables por no responder a esos mismos correos.

Estrés y acoso laboral

El nuevo texto tampoco prevé sanciones particulares en caso de incumplimiento. Sin embargo, el código del trabajo ya reconocía el derecho al descanso. Los correos electrónicos excesivos, las llamadas durante el fin de semana o los mensajes de texto continuos eran ya elementos que ayudaban a probar casos de acoso laboral ante los tribunales. Con el reconocimiento explícito del derecho a la desconexión, refuerza el valor de este tipo de pruebas en caso de contencioso.

También conocida como “ley El Khomri”, por el apellido de la ministra de Trabajo que la promovió, Myriam El Khomri, generó un duro enfrentamiento entre enero y julio pasado en la calle entre los sindicatos que la apoyaron y las centrales obreras que la criticaban; al igual que en el Parlamento, entre el Gobierno y una parte de la izquierda (incluidos un grupo de socialistas “rebeldes”).

“Todos los estudios muestran que hay muchos más problemas derivados del estrés laboral de los que solía haber, y es un estrés constante”, afirmó Benoît Hamon, legislador socialista y ex ministro de Educación francés. “Los empleados dejan físicamente la oficina, pero no dejan su puesto de trabajo. Permanecen unidos por una especie de correa electrónica, como un perro “, aseguró Hamon.

“Todos los estudios muestran que hay muchos más problemas derivados del estrés laboral de los que solía haber, y es un estrés constante”