La reforma del Código Procesal Civil y Comercial en Buenos Aires

Integrantes del Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires se reunieron para discutir acerca de las modificaciones previstas en ese cuerpo normativo.

Oralidad, nuevas formas de notificaciones y medios de prueba fueron algunos de los ejes centrales.

El impulso para que el servicio de Justicia sea más rápido y eficaz es un objetivo que los poderes de la provincia de Buenos Aires tienen en su horizonte, ya que se planean una serie de modificaciones distintos códigos procesales. Es decir, los cuerpos normativos que indican cómo se debe desarrollar un proceso judicial; cuántas audiencias deben existir, cómo se sustancia un juicio, etcétera.

En este sentido, el Colegio de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial bonaerense llevó a cabo una serie de encuentros para discutir acerca de una de estas iniciativas: la de reforma del Código Procesal Civil y Comercial.

Las reuniones fueron realizadas el pasado tres de agosto en seis cabeceras regionales y participaron todos los colegios y asociaciones de magistrados y funcionarios judiciales de los departamentos judiciales provinciales. Los lugares de encuentro fueron Mar del Plata, Pergamino, Azul, Morón, San Isidro y Quilmes.

En una línea marcada por el comienzo del plan piloto de implementación de la oralidad en los procesos de ese fuero, precisamente, uno de los ejes principales de los encuentros llevados a cabo fue el avance hacia procesos más orales; procesos donde las partes se encuentren cara a cara con los jueces, donde las audiencias sean videograbadas y no tipografiadas, como en la actualidad. Menos papeles y más voces. El plan es impulsado por el Ministerio de Justicia nacional y la Justicia bonaerense.

Pero también hay otros puntos que forman parte de las discusiones y de los avances que se quieren implementar no solo en la provincia, sino en todo el país: el rol del juez, los medios de prueba, y la aplicación de la tecnología en cuestiones como notificaciones digitales o mesas de entradas virtuales.

Estos últimos temas relativos a la aplicación de la tecnología en el Poder Judicial generan puntos de vista contrapuestos, ya que existen problemas acerca de cómo adaptar a los integrantes del mundo del Derecho (abogados, jueces, fiscales, empleados judiciales, etcétera) a las innovaciones. En la provincia coexisten sistemas de notificación digital y la posibilidad de renunciar a este beneficio y llevar a cabo los trámites en formato papel, por expreso permiso de la Corte bonaerense.

Las conclusiones del encuentro serán enviadas a los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial; en este último, a instancias de la Suprema Corte de Buenos Aires (SCBA). Desde el órgano colegiados señalaron que consideran un aporte importante de parte de quienes utilizan a diario las previsiones del Código Procesal Civil y Comercial.