Pulseras de monitoreo para la provincia de Misiones

El Ministerio de Justicia entregó 80 pulseras de monitoreo para vigilar a las personas que cumplen arresto domiciliario en esa provincia. De este modo se puede evitar que se viole este beneficio de parte de quienes están privados de su libertad.

Con equipos distribuidos en Jujuy, San Juan y Mendoza, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación llegó a un acuerdo con la provincia de Misiones para que se utilicen allí también las pulseras de vigilancia electrónica. Estos dispositivos servirán para monitorear a aquellas personas que cumplan prisión domiciliaria.

Al mismo tiempo, estos dispositivos fueron pensados para que reemplacen o, eventualmente, se usen al mismo tiempo que los botones antipánico. Una de las falencias de los botones es que se accionan cuando una situación de peligro está sucediendo; con el monitoreo que permiten las pulseras o tobilleras se pueden prever estos hechos.

 

En el caso de

Convenio1

Mendoza, los dispositivos utilizados se distinguen por contar con la posibilidad de alertar a la víctima y a las fuerzas de seguridad al mismo tiempo, y su aplicación sí apunta de forma más puntual a los casos de violencia de género. No se trata solo de monitorear a quienes tienen prisión domiciliaria.

La iniciativa que llega a Misiones está enmarcada en el Programa de Asistencia a Personas Bajo Vigilancia Electrónica. La firma del convenio estuvo a cargo del subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios, Juan Bautista Mahiques, y el ministro de Gobierno misionero, Marcelo Gabriel Pérez.

Desde el inicio de la iniciativa se brindaron treinta pulseras a la provincia de San Juan y treinta más en Jujuy; en el caso de Mendoza fueron veinte, y el nombre que se utiliza para la herramienta es Dispositivo Electrónico Dual (“dual” por la posibilidad de aviso a las fuerzas de seguridad y a las víctimas).

En el caso de Misiones se dio un salto cuantitativo, ya que el número de pulseras entregado es de 80. Además, y como sucedió en las otras provincias, se llevará a cabo una capacitación para los operadores que apliquen el Programa en Misiones.

El Programa que se aplica en Jujuy, San Juan y ahora en Misiones, y que está en la órbita de la Dirección Nacional de Readaptación Social, cuyo titular es Matías de Sanctis, busca generar una reinserción en la comunidad. Al mismo tiempo, se brinda a las personas que forman parte de la iniciativa un acompañamiento “psicosocial”, de modo que se pueda aplicar la progresividad de la pena.