Proyecto para cambiar status de los animales ante la ley

Un proyecto para que los animales sean considerados “sujetos de derechos sintientes no humanos” fue presentado esta semana en la Cámara de Diputados. ¿Qué significa esta propuesta y qué cambiaría de aprobarse la iniciativa?

A fines de 2015 la Justicia porteña reconoció a una orangutana llamada Sandra que vive en el zoológico de Buenos Aires como un ser “sintiente”: esto la hizo acreedora de un estatus cuasi humano, ya que una organización proteccionista tenía la vía libre para reclamar derechos por ella. En un precedente único en la historia judicial de nuestro país, un animal no doméstico fue reconocido como sujeto de derechos.

La historia de Sandra es la que brinda un marco para explicar el proyecto de ley presentado por la diputada del frente Cambiemos, Anabella Hers, para que los animales sean considerados “sujetos de derechos sintientes no humanos”.

En principio la iniciativa parece confusa, pero volviendo al caso de la orangutana: lo que motivó que la Justicia se pronuncie de esa forma sobre su situación fue la presentación realizada por un grupo de abogados que pidió un amparo contra el zoológico por limitar la “libertad ambulatoria” de la chimpancé de forma “arbitraria e ilegal”. Los letrados pidieron que se reconociera esta situación legal, propia de un humano, para un animal. Y los jueces no desconocieron la capacidad de sentir y la necesidad de vivir en libertad para esta primate.

En los fundamentos de su proyecto, Hers recordó que las constituciones de países como Suiza y Holanda ya incorporaron a los animales como “seres sintientes”. Asimismo sucedió con el Código Civil francés, donde son considerados como “seres vivos dotados de sensibilidad”. De esta forma, la Justicia deja de considerarlos como entes abstractos, cosas inertes.

Precisamente, uno de los señalamientos que hacer la legisladora en la propuesta es que “la legislación argentina actualmente considera a los animales como cosas dentro del régimen patrimonial del derecho privado”.

La integrante de la Cámara baja señaló que “en el articulado de este proyecto, se propone la protección de los animales domésticos o domesticados, otorgándoles derechos con categorización en la legislación como ‘Sujeto de derecho sintiente no humano’, así como un tratamiento integral considerándolos ‘Seres sensibles’”.

¿Qué dice la ley acerca del maltrato animal?

Hers destacó en su proyecto que los animales son considerados como parte del “patrimonio” en el derecho. Es decir, no son distintos de un bien mueble o inmueble, como una mesa, una silla. El artículo 183 del Código Penal establece penas de quince días a un año de prisión para quienes “destruyan”, “inutilicen”, “hagan desaparecer” o “dañen” de alguna forma a “una cosa mueble, inmueble o animal”.

Sin embargo vale recordar la existencia de la ley 14.346 de Maltrato Animal se establecen penas de entre quince días y un año de prisión para quienes cometan “actos de crueldad” como no alimentar a los animales “domésticos o cautivos”; hacerlos trabajar en jornadas extensas sin descanso; estimularlos con drogas “sin fines terapéuticos”, entre otros supuestos. En esta legislación también se contemplan otros actos de crueldad, como la “vivisección” o la “mutilación” de alguna parte del cuerpo animal.