Proyectan un viaje solidario como festejo de egresados

La nieve de Bariloche, los boliches y la fiesta no formarán parte del novedoso viaje de egresados de los estudiantes de la Escuela Secundaria Pública 38 de Abasto, La Plata. Por iniciativa propia, un grupo de jóvenes se despiden de su secundaria de la mejor manera: una aventura de aprendizaje y solidaridad.

El proyecto, en su segunda edición, se llama “Solidaridad en los llanos riojanos. Argentina somos todxs II” y los llevará por las provincias de La Rioja y Córdoba donde visitarán localidades necesitadas junto a sus profesores.

Particularmente, en la pequeña ciudad riojana de Chepes, departamento de Rosario Vera Peñaloza, los egresados sorprenderán a los doce alumnos de la primaria n°180 con juegos recreativos, circo, títeres y actividades artísticas. Además, les llevarán donaciones de alimentos y ropa.

En esa provincia también tienen planificada una excursión a Punta de los Llanos, donde asesinaron en 1976 al padre Enrique Angelelli, y a la residencia de Olta.

Además de ser solidario, el proyecto tiene el objetivo de repasar la historia y geografía de nuestro país, materias en las cuales los estudiantes vienen formándose hace tiempo. Así, podrán conocer e instruirse acerca de las montañas y ríos, poblaciones, culturas, climas y recursos económicos.

En el mismo sentido, piensan recorrer el centro histórico de La Rioja y las zonas de olivares y viñedos. En la segunda parada, Córdoba, visitarán el movimiento ecologista de San Marcos Sierra para aprender sobre formas de vida distintas a las conocidas.

Todo el viaje, advierten los participantes, es producto de una “construcción colectiva” no sólo de la comunidad educativa sino de todos los que se acercan a la escuela a llevar sus donaciones.

Para los 39 alumnos y los cinco docentes, la travesía que están a punto de emprender es un sueño que, con mucho esfuerzo, buscan hacer realidad entre el 22 de agosto y el primero de septiembre próximos, cuando recorran casi tres kilómetros de Argentina.

Tal como expresó Fabiana Rocha, profesora de Geografía: “Necesitamos concientizar que Argentina es extensa, que en todos sus rincones hay necesidades y que ellos son un granito de arena en toda esta complejidad social; viajar es una oportunidad de ayudar y para muchos de nuestros alumnos, hijos de quinteros y gente de 50 años, será la primera oportunidad de viajar por el país”.

Aun así, les queda mucho por planificar y recaudar ya que la aventura tiene costos altos para estos estudiantes de familias trabajadoras. Por persona, les sale unos cuatro mil pesos, que, en parte, financiarán con las ventas de pastas, tartas y pizzas que elaboran en el taller de cocina de la escuela.

Los viajeros, además de utensilios de cocina, alimentos y carpas donde dormir, llevarán consigo gran cantidad de donaciones que reciben a diario en la calle 208 y 519 de La Plata. Se puede colaborar con útiles escolares, ropa y calzado, juegos, pintura y alimentos no perecederos.