El Programa Nacional de Criminalística viaja por el país

Miembros de la Subsecretaría de Política Criminal dieron herramientas para trabajar en torno a diversos ejes. Investigaciones complejas, uso de nuevas tecnologías e investigación criminal fueron algunos de los puntales de la iniciativa.

Un delito complejo conjuga, por sus características, más de un tipo de los contemplados en el Código Penal. Por ejemplo, cuando se investiga a una banda de narcotraficantes, hay más de una posible imputación: tenencia de estupefacientes para su comercialización, tenencia de armas, entre otras. Llevar a cabo seguimientos en este sentido puede ser verdaderamente difícil.

Por este motivo, la Subsecretaría de Política Criminal, dirigida por Martín Casares, organizó una serie de encuentros durante el mes de septiembre en los que apuntó a capacitar a operadores de la Justicia para abordar estas problemáticas. Los temas de los paneles fueron diversos: herramientas para investigaciones penales complejas; investigación criminal; y el comportamiento criminal y el uso de nuevas tecnologías.

Estos cursos fueron dictados en La Pampa, Río Negro y Tucumán entre los días 1 y 16 de septiembre, en el marco del Programa Nacional de Criminalística. En las dos primeras provincias la iniciativa volverá a llevarse a cabo en octubre.

Pero las capacitaciones no terminan sólo en estas provincias, ya que se extenderán hasta diciembre y recorrerán otros lugares como San Juan, Corrientes, Santiago del Estero, Chubut, Jujuy y Salta. Vale recordar que las herramientas de investigación serán particularmente importantes en Chubut y Salta, las provincias donde se aplicará primero el nuevo Código Procesal Penal Federal.

Entre otras cosas, estos cursos buscan ampliar las perspectivas para poder investigar aun cuando algunos recursos sean escasos. Santiago del Carril, coordinador del Programa, afirmó que “acercar este tipo de enfoques sirve para que, más allá de los recursos disponibles, los investigadores del delito piensen los casos desde otras perspectiva”.

De cualquier forma, en la apertura de las capacitaciones, el subsecretario de Política Criminal, Martín Casares, afirmó que se apunta a la utilización de nuevas tecnologías para abordar las investigaciones.

El Programa Nacional de Criminalística busca mejorar la investigación brindándoles a los operadores de la Justicia elementos científicos, mediante la aplicación de nuevas tecnologías. Por eso uno de los ejes también involucra al ciberdelito.

Entre otras cosas, uno de los objetivos específicos de esta iniciativa es avanzar sobre una de las falencias que, a la hora de investigar, representan una gran problemática: la falta de trabajo interdisciplinario. Muchos operadores judiciales son especialistas en distintas disciplinas que, si trabajan de forma conjunta, tienen la posibilidad de avanzar más rápido en el esclarecimiento de hechos delictivos.