Procesan por lesiones leves a joven que “jugaba” con un drone

En agosto de 2015 un joven de 20 años de edad estaba manipulando un drone en la zona de la Plaza de Constitución mientras se encontraba en una obra. El artefacto tuvo un desperfecto y se precipitó lastimando a dos mujeres y a un niño que esperaban un taxi. El joven terminó procesado por la justicia por lesiones.

Ese procesamiento fue apelado por la defensa del joven pero la sala I de la Cámara en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal, con la firma de los jueces Luis María Bunge Campos y Jorge Rimondi, ratificó el procesamiento por “lesiones culposas”, un delito que prevé penas de un mes a un año de prisión.

Una de las mujeres golpeadas con el drone tuvo un “traumatismo de cráneo sin pérdida de conocimiento, un hematoma en brazo derecho” y un corte en la cabeza. La otra también sufrió un golpe en la cabeza con un corte en el cuero cabelludo y golpes en las rodillas. El niño tuvo un golpe en el mentón.

En la sentencia los magistrados fueron claros al sostener que el joven estaba “operando, de manera imprudente, y sobre una zona densamente poblada, un vehículo aéreo no tripulado -V.A.N.T., conocido como drone-, desde una obra en construcción que se llevaba a cabo en la Plaza Seca”.

Según el tribunal, esto toma vital importancia puesto que existe una “expresa prohibición de operar este tipo de artefactos, sobre zonas densamente pobladas o aglomeración de personas” prevista por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

Precisamente, la resolución 527/2015 de la ANAC en su artículo 15 establece que “los vehículos aéreos pilotados a distancia o sistemas de vehículos aéreos pilotados a distancia no podrán operar sobre zonas densamente pobladas o aglomeración de personas” salvo que la autoridad aeronáutica lo autorice especialmente.

“El imputado debió prever la posibilidad de su caída en caso de desperfecto -máxime cuando él mismo afirma haberse preparado adecuadamente para su correcta manipulación-“, explican los magistrados.

Y concluyen: “debió evitar el sobrevuelo en una zona de gran circulación de personas como lo es Plaza Constitución, donde se reúnen muchísimos transeúntes que se dirigen o vuelven de los múltiples medios de transporte que circulan por el lugar”.