Congreso de la Nación Argentina

Una década después la sanción de la ley de protección específica, la bicameral que debe proponer a su titular se reunió por primera vez. Se concretó luego de un amparo promovido por organizaciones civiles para que se lo designe.

En el Salón Eva Perón del Senado se constituyó la Comisión Bicameral que hará realidad la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes, una entidad especializada en auditar la aplicación la ley 26.061, de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes.

Entre sus competencias figuran las de demandar judicialmente al Estado o a particulares cuando detecta casos de violación en materia de derechos de la infancia.

En 2005 se sancionó la Ley 26.061 que estipula que los niños, niñas y adolescentes tengan un defensor oficial, designado por el Congreso. Allí se fija que el Defensor tendrá rango de secretario de Estado, deberá presentar un informe anual y contará con autonomía de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Mientras que su alcance se extiende a causas colectivas.

La comisión parlamentaria requerida hoc no llegó a formarse (sino hasta el miércoles último) por lo que organizaciones dedicadas a la niñez -las fundación Sur y Poder Ciudadano, las asociación por los Derechos Civiles (ADC) y Civil por la Igualdad, la Justicia (ACIJ), el Colectivo de Derechos de Infancia y el Equipo Latinoamericano de Justicia y Genero (ELA)-presentaron un recurso ante el fuero Contencioso Administrativo, que la jueza Claudia Rodríguez Vidal admitió.

La mesa de la que surgirá el nombre del Defensor es presidida por la radical Carla Carrizo. Los otros legisladores que la componen son los senadores Norma Durango, Juan Manuel Abal Medina, Sigrid Kunath, Pamela Verasay y Adolfo Rodríguez Saa, más los diputados Samanta Acerenza, Mayra Mendoza, Verónica Mercado y Florencia Peñaloza.

“Esta comisión representa una coalición legislativa a favor de la infancia y hoy es un punto de encuentro de un trayecto que comenzó en 2005 cuando se sancionó la ley. Tenemos la aspiración de una infancia sin deuda en la Argentina”, sostuvo Carrizo.

“Esperamos que el defensor del Niño nos enseñe que los niños son sujetos de derecho, dueños de sí mismos. Asimismo debemos nacionalizar el sistema de protección y lograr que 14 provincias que adeudan esta figura, la creen”, expresó la presidenta de la Comisión.

Luego agregó que “el desafío es salir de un federalismo disruptivo para lograr un federalismo cooperativo al menos en materia de derechos de la niñez”.