El primer simulacro de juicio por jurado porteño resultó en absolución

Con el propósito de promover la participación ciudadana en las cuestiones de justicia se realizó un simulacro de juicio popular con estudiantes de dos universidades de la Ciudad de Buenos Aires. El actor Martín Seefeld teatralizó el rol del imputado.

Realizaron en la Ciudad de Buenos Aires el primer simulacro de juicio por jurado con vecinos. Lo organizó el Consejo de la Magistratura porteño en la Comuna 13 con el fin de promover la participación ciudadana en los procesos de justicia.

En la mesa central de la sala, se ubicó la jueza en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Susana Parada, quien estuvo encargada de llevar adelante el juicio y dar su veredicto.

A los costados de la magistrada se encontraban los estudiantes de derecho de las universidades de Belgrano y Torcuato Di Tella, en representación de la defensa, la parte acusadora y la fiscalía. Y en uno de los extremos, el jurado, integrado por doce ciudadanos de la comuna que abarca los barrios porteños de Belgrano, Colegiales y Núñez.

Los jurados se inscribieron de forma voluntaria y se eligieron mediante un sorteo. Su rol, tal como sucede en un juicio real, fue determinar la responsabilidad del imputado, en este caso encarnado por el actor Martín Seefeld, invitado especial al evento.

En el juicio se trató el delito de daño simple por la rotura con piedras del vidrio de un vehículo. Se siguieron todos los pasos de un debate judicial: la presentación de testigos (voluntarios), prueba documental, declaración indagatoria y alegatos finales.

Foto: Prensa Consejo de la Magistratura
Juicio por jurado

La particularidad, claro, fue el jurado, encargado de deliberar y dar un veredicto, por lo que el juez tiene un rol técnico. Es quien imparte instrucciones iniciales y finales, explica el desarrollo del juicio, la valoración de la prueba y el derecho que deben aplicar.

Al finalizar las exposiciones, los doce vecinos se retiraron para deliberar y  regresaron con el veredicto. Para ellos, el acusado resultó inocente.

El simulacro fue propuesto por la Presidencia de la Comisión de Fortalecimiento y Planificación Estratégica del Consejo de la Magistratura de CABA, y lo llevó a cabo la Unidad de Implementación de Juicio por Jurados del organismo.

El objetivo principal de la actividad es promover la participación ciudadana en las cuestiones de justicia y dar a conocer la modalidad de juicio por jurado, previsto tanto en la Constitución Nacional como en la carta magna de la Ciudad Autónoma.

La titular de la Unidad de Implementación de Juicio por Jurados, Luciana Piñeyro, destacó la recepción positiva que  tuvo el ensayo en los participantes: “Este tipo de actividades genera mucho interés por parte de los ciudadanos ya que son acciones en donde las personas que participan como jurados toman dimensión real de la tarea de los jueces al momento de declarar culpable a una persona”.

Además contó que los jurados realizaron su tarea con “seriedad y compromiso” y que, según contaron los participantes, se sintieron como en un juicio real: “todos participaron, se escucharon, se respetaron, eligieron un Presidente para que ordene la discusión, valoraron la prueba que les presentaron y luego de ello votaron por la culpabilidad o no culpabilidad del acusado”.

La intención del Consejo de la Magistratura es la de continuar estas prácticas en el resto de las comunas de la Ciudad. La idea es que los vecinos participen “no sólo en calidad de jurado sino también como público presente y así llevarse una visión del sistema de juicio por jurados”, concluyó Piñeyro.

El próximo ensayo, estiman, tendrá lugar el 5 de noviembre en la Comuna 9.