Se trata de un proyecto de ley de César Torres (Cambiemos), que está siendo analizado por la Comisión de Ecología de la legislatura bonaerense, y busca crear un fuero ambiental con competencia en las causas que traten hechos relativos al patrimonio ambiental particular y estatal en la provincia de Buenos Aires.

Al interior de dicha Comisión ya trabajan en la tipificación de los delitos y el funcionamiento del fuero, una “necesidad imperiosa para la justicia y para cada una de las personas”, según el proyecto.

Además, en los fundamentos de la ley, el legislador Torres hace hincapié en el derecho de las personas a una “justicia imparcial e independiente que opere las normativas ambientales  y así otorgar mayor seguridad jurídica, predictibilidad en las decisiones y una adecuada jurisprudencia”.

Específicamente, según el artículo nueve de la ley presentada, la Justicia ambiental será competente en casos relativos al deterioro ambiental, denuncias por daño temido de peligro ambiental, acciones de recomposición del ambiente y hechos donde éste se encuentre comprometido, según la Ley Integral del Medio Ambiente y los Recursos Naturales. También intervendrá en cuestiones urbano ambientales y de protección del patrimonio cultural, y podrá dictar medidas cautelares urgentes y provisorias para evitar daños ambientales.

Para su funcionamiento interno, la norma crea, por un lado, tribunales de primera instancia integrados por dos jueces letrados, un juez profesional de otra actividad interrelacionada con el ambiente, un secretario, dos prosecretarios coadyuvantes, y dos prosecretarios administrativos.

Por otro lado, crea la Cámara de Apelaciones en lo Ambiental, con dos salas compuestas por tres jueces y un secretario en cada una. De ser necesario, el Consejo de la Magistratura provincial podrá crear más secretarías.

El Derecho Ambiental comenzó a tener relevancia en Argentina recién en 1994, cuando se lo introdujo en la reforma constitucional, y siguió con diversas leyes y la aprobación parlamentaria de tratados y convenciones internacionales sobre el cuidado y la protección del medioambiente.

En el mismo sentido, la propuesta de Torres de apertura de un fuero especializado, continúa este camino legislativo a partir del cual -dice el proyecto- “la Provincia eleva su calidad de justicia e innova en una materia que cada vez tiene mayor relevancia en Argentina y el mundo”.