Plazos procesales congelados por las mediaciones

De ahora en adelante, cuando exista una instancia de mediación prejudicial en Neuquén, se suspenderán los plazos del proceso. Es decir, los términos para realizar presentaciones o  cualquier acción en el marco de la causa.

A partir del pedido de una audiencia de mediación Penal, los plazos procesales de una causa se suspenderán por 60 días. Así lo determina la ley 2.996 de Neuquén, sancionada esta semana.

En concreto, si las partes acuden a esta instancia, los términos para que los abogados y quienes formen parte lleven a cabo acciones en el proceso dejan de correr.

Esto implica cualquier tipo de presentación que según la normativa vigente deba hacerse en determinado plazo. En una causa, quienes participan no pueden intervenir cuando más les plazca: hay tiempos establecidos para todo. La sanción de esta legislación “congela” el procedimiento para dar lugar a la mediación.

En los fundamentos del proyecto se remarca que el Código Procesal Penal de la provincia impulsa una solución a través de herramientas alternativas, como la mediación. Los legisladores firmantes de la iniciativa recordaron que el artículo 17 de este cuerpo normativo precisa que la imposición de la pena “es el último recurso”.

En este mismo sentido, los integrantes de los diferentes bloques políticos que impulsaron la propuesta afirmaron también que la persecución penal fue modificada “sustancialmente” con el nuevo Código, y ahora se prioriza el “abordaje del conflicto entre las personas”.

“A partir de la puesta en marcha de la Reforma Procesal Penal se ha implementado dese de la Fiscalía General un Programa de Mediación y Conciliación Penal en escala Provincial, dotando a cada una de las circunscripciones de una oficina propia destinado a llevarlo a cabo. Así se ha conformado un equipo de mediadores y conciliadores formados y capacitados en métodos alternativos de resolución de conflictos que en el último año intervino en más de ochocientas causas penales derivadas por las fiscalías”, añadieron los legisladores.

Pero los impulsores de la legislación advirtieron que ni del Código Procesal Penal reformado ni de la Ley de Mediación provincial surgen datos sobre los plazos procesales cuando se inicia una mediación, lo que le trae muchos problemas a los fiscales a la hora de considerar la posibilidad de esta instancia. Si el proceso sigue su marcha se pueden generar problemas en la investigación.

Desde el Ministerio Público neuquino afirmaron que “con la implementación esta norma, se resolverá una dificultad que existe actualmente: cuando se le ofrece a las partes de un conflicto penal la posibilidad de participar en un proceso colaborativo conducido por un mediador, el Fiscal debe continuar realizando actos procesales que muchas veces entorpecen el diálogo mantenido”.