Plan de acción conjunto para generar conciencia sobre la trata laboral

La titular del Comité de Lucha contra la Trata, Yanina Basílico, se reunió con ONG´s de todo el país para encarar un plan de acción conjunto.

La ley 26.842 de Prevención y Sanción de la Trata de Personas y Asistencia a sus víctimas dio origen a un organismo considerado por amplios sectores como un gran avance en el país y en la región en términos legislativos, de persecución de este delito y de asistencia a sus víctimas. Incluso fue una ley reconocida y tomada como modelo en numerosos ámbitos internacionales.

La preocupación principal era que el Comité seguía recibiendo oficios de causas en marcha o por asistencia o víctimas, consultas sobre algunos casos para establecer si son o no de trata, derivaciones de la línea gratuita 145 y pedidos de capacitación. Todas cosas que desde el equipo de trabajo afirmaban que necesitan una solución lo más rápido posible. Pero también existe una gran incertidumbre respecto de cuál será la política del nuevo gobierno en la lucha contra la trata de personas.

Días atrás, la funcionaria mantuvo la primera reunión con las ONGs territoriales desde que se creó el Comité. “Por primera vez vamos a trabajar codo a codo con ellas. Las organizaciones son las que saben qué pasa con las víctimas, qué se necesita en sus lugares. Por eso es importante el contacto constante”.

“Vamos a trabajar de forma articulada con los gobiernos provinciales. A algunos pidiéndoles que se adhieran a la ley, a otros que creen las secretarias de trata.

“Las organizaciones son las que saben qué pasa con las víctimas”, sostuvo Basilico.

“La idea es que usen el Comité”, explicó. Su trabajo hará foco en el acompañamiento a las víctimas, una deuda que lleva consigo larga data. “Es la gran deuda con las víctimas que recuperamos. Qué hacemos. Quedan solas. Muchas veces recaen porque las sobrevivientes no tienen herramientas, no saben qué hacer o las vuelven a captar. Un sistema que usamos en Vínculos es el de familias que hacen de padrinos y madrinas. Está funcionando bien. Una familia que las acompaña y tenemos víctimas que se recuperaron. Ésto funciona, como muchas otras experiencias que podemos intercambiar cuando nos reunamos con las organizaciones. Necesitamos trabajar en red”.

Entre los objetivos de Basílico también está el generar mayor conciencia sobre la trata laboral y en seguir involucrando a los jóvenes en el compromiso para combatir ese delito.