Miriam Priotti y Moira Rubio, directoras de PH15

“Pensar el arte como herramienta de transformación social”

Miriam Priotti y Moira Rubio son directoras de la fundación PH15, una organización que busca fomentar nuevas capacidades expresivas en jóvenes en situación de vulnerabilidad con una propuesta basada en talleres de fotografía.

En palabras de Miriam: “Se trata de romper con la cuestión meramente artística de la fotografía para pensar el arte como herramienta de transformación social”.

-¿En qué consiste el trabajo de PH15?

-Junto a voluntarios y docentes organizamos talleres de fotografía para jóvenes de entre 10 y 20 años de diversas comunidades. Como todas son diferentes, intentamos adaptarnos a la especificidad de ese barrio y no que ses al revés. Desde el 2000 trabajamos en Ciudad Oculta, y ahora también en la villa 31, en la 21-20 en Barracas y en el barrio San Petersburgo en La Matanza.

-¿Los chicos comienzan rápidamente a generar fotografías?

-Una vez coordinados los talleres, nuestra propuesta es simple: contar en imágenes lo que los jóvenes no pueden, no saben o no quieren hacer con palabras. Les damos una cámara y les pedimos que fotografíen lo que quieran, deseen, piensan o anhelan. Y a partir de su producción debatimos colectivamente si lo que quisieron decir se plasma en las fotos. Así empiezan a construir su propia forma de contar.

Moira Rubio Brennan, directora.
Moira Rubio Brennan, directora.

-¿Qué resultados obtienen?

-Las devoluciones que recibimos son muy buenas. Nos queda claro que PH15 ayuda a los chicos a fortalecer su autoestima, los hace pensar sobre quiénes son, dónde están parados, cuál es su vínculo con los demás. Les enseña cómo enfrentar situaciones complejas desde un lugar de diálogo. No es sólo saber sacar una foto. Ahora los chicos entienden que valen, que pueden.

En cuanto al trabajo fotográfico, vemos una gran calidad artística con una sensibilidad enorme. Tienen una mirada muy personal porque se animan a todo. Son auténticos y sinceros en la expresión.

 

Miriam Priotti, directora.
Miriam Priotti, directora.

-¿Qué enseñanza les deja el trabajo de tantos años?

-En lo personal, PH15 me hizo comprender el arte desde una perspectiva mucho más interesante. Entender que de verdad puede ser un lugar de transformación y no sólo de contemplación o una mercancía. En el momento en el que se produce la obra hay reflexión. Eso es también un hecho artístico. Es decir, no importa sólo el resultado, sino pensar el proceso de aprendizaje, como el que atraviesan los chicos, como parte de la obra. Como equipo, nos emociona mucho cuando vemos lo que los participantes logran. Es un privilegio y nos fortalece para seguir trabajando. Es imposible no crecer en un contexto así.

 

-¿Qué proyectos y sueños tienen para el futuro?

-Seguir consolidando nuestra esencia y organizar cada vez más talleres de alta calidad, algo que nunca resignamos. Ahora estamos desarrollando un proyecto de transformación de obras en cual artistas de otras disciplinas se apropian de la foto de un chico, la recrean y transforman de modo que se vaya enriqueciendo con el aporte de muchos. Como desafío queremos poner en valor todos nuestros archivos fotográficos de 15 años de trabajo y volverlos accesibles. Es un patrimonio visual importantísimo.  El 12 de junio vamos a presentar nuestro libro de fotos en la galería Buenos Aires Sur -Bolivar 1268-.

Nuestro sueño, luego de haber llevado el proyecto a numerosas ciudades del país, es que PH15 llegue a toda América Latina.

-¿Cómo se puede contribuir?

-Es importante que la gente sepa que las cámaras digitales se las damos nosotros a los chicos, por lo que recibimos equipamiento que ya no se use. Siempre estamos buscando y siempre necesitamos porque de eso depende de la cantidad de participantes de los talleres.

 

 

Dato Útil:

Dónde

Clickeé Aquí