Parentalidad digital positiva: niños y adolescentes en la web

Niños, niñas y adolescentes pueden ser víctima del grooming y otros delitos en línea. ¿Cómo ayudarlos a navegar en forma segura sin caer en prohibiciones? Un programa del Ministerio de Justicia atiende la problemática.

El avance vertiginoso de la tecnología digital torna la seguridad de los menores una cuestión a atender en el seno mismo de cada familia, frente a amenazas concretas como el grooming -el acoso sexual de adultos a través de medios informáticos- y la usurpación de identidad digital para estafas comerciales.

Por lo tanto, es imprescindible desarrollar una estrategia para evitar que su privacidad quede expuesta al cyberbullying -acoso vía informática- o delitos económicos. Es lo que se conoce como parentalidad digital positiva: el seguimiento de las actividades que los chicos realizan en el mundo virtual, no de manera coercitiva sino mediante el análisis de sus prácticas.

“Si los adultos sabemos por qué hay riesgos, es más fácil transmitir a nuestros chicos y adolescentes, por ejemplo, que muchas veces perdemos el control de nuestras imágenes y que la consecuencia de ello es que pueden entrar en contacto, sin quererlo, con quienes desean manipularlas”, explica Eduardo Bertoni, al frente de la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales (DNPDP)

La DNPDP es el organismo dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación que controla que los datos personales que se encuentran en bases informáticas tengan la protección que establece la ley 25.326, en lo que se refiere a su sesión a terceros o tratamiento en la nube. Entre sus atribuciones, puede iniciar investigaciones de oficio o por denuncias ante posibles violaciones en el uso de la información personal, y aplicar sanciones.

“El mandato de nuestra Dirección es amplio y, aunque a menudo actuamos cuando el dato ya ha sido tratado ilegalmente, también abarcamos tareas de educación y capacitación, y por eso estamos reforzando convenios con ONGs y ministerios de Educación (provinciales) que tienen a la prevención como actividad primordial”. Con todo, el especialista aconsejó que los padres “estén actualizados para guiar a sus hijos en las experiencias digitales”.

Sobre los peligros a los que quedan expuestos, Bertoni señaló dos grupos de riesgo: El ingreso de los datos en las redes sociales o en juegos online. “A veces los adultos tememos más los peligros del uso imprudente de las redes y descuidamos los de aplicaciones vinculadas a juegos que son las que más usan y que encierran riesgos iguales o peores”.

Dato Útil:

Para recibir información sobre cómo enfrentar legalmente casos de grooming, es posible asesorarse en el número telefónico 137, en CABA, o 0800-222-1717, en todo el país, del programa “Las víctimas contra la violencias” o al mail: equiponinas@jus.gob.ar

Clickeé Aquí