Lo decidió la Justicia en lo Contencioso, Administrativo y Tributario porteña. La magistrada tuvo en cuenta la situación de vulnerabilidad de la familia. Y les ordenó al gobierno porteño y al IVC que resuelvan su situación habitacional.

Una mujer, en nombre de su hija y su nieto, en situación de violencia de género, se presentó en la Justicia de la ciudad de Buenos Aires para poder resolver su situación habitacional. La jueza que intervino en la causa analizó la situación de violencia y precariedad de la mujer y ordenó se le otorgue una solución adecuada al grupo familiar.

El amparo fue presentado ante la Justicia en lo Contencioso, Administrativo y Tributario (CAyT) porteña. Según el expediente, la mujer se encuentra en inminente situación de calle y a cargo de su hija y su nieto. También se explica que “carece de una red familiar y/o social de contención tanto económica como afectiva” y que “su trayectoria habitacional se caracterizó por la inestabilidad, emergencia y precariedad”.

A esto se le suma que su hija fue víctima de abuso sexual y quedó embarazada. La menor padece secuelas psicológicas graves. Lo que hace que la mujer deba hacerse cargo de ambos. La jueza CAyT N° 6, Patricia López Vergara, analizó este contexto entendiendo que ello “restringe sus posibilidades laborales y habitacionales”.

Tal es así que ordenó al gobierno porteño, y al Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), a que provea a dicho grupo familiar una ubicación habitacional adecuada, definitiva y permanente.

La magistrada tuvo en cuenta “el acceso a una vivienda digna” establecido en la Constitución y lo que dice la normativa porteña: “Brindar albergue a las mujeres con o sin hijos que atraviesen situaciones de violencia doméstica y/o sexual”.

Con perspectiva de género

La mujer había sido incorporada al Programa de Atención para Familias en Situación de Calle de la ciudad, donde por medio de un subsidio en diez cuotas podía alquilar una habitación. Pero al solicitar la renovación del subsidio este fue denegado.

La jueza destacó la situación de violencia de género para hacer lugar al amparo destacando que el Observatorio de Género en la Justicia explica “la importancia de que las distintas dependencias públicas, inclusive el sistema judicial, adopten un prisma de perspectiva de género en tanto resulta fundamental para consolidar los pasos dados en el tránsito hacia la igualdad de género”.