El desafío de recabar los datos del delito penal juvenil

Trabajo en conjunto y estadísticas confiebls fueron los ejes de la discusión en una nueva jornada de debate multisectorial. La información registrada servirá para trazar políticas públicas específicas.

Se realizó un nuevo encuentro de cara a alcanzar consensos para un anteproyecto de ley que cree un Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil renovado. El último martes se discutió acerca de la necesidad de un sistema unificador del trabajo que realizan los diferentes funcionarios judiciales para generar datos y cifras creíbles en la materia. El sentido primero de tal dispositivo será la elaboración de políticas públicas acordes y modernas.

Con solo un encuentro más por delante, se llevaron a cabo dos mesas de debate simultáneas en la sede central del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, desde donde se impulsa esta iniciativa.

En una de las mesas se discutió acerca de la necesidad de crear un Sistema de Articulación Permanente intersectorial. Esto implica que las organizaciones, los ministerios públicos nacionales y provinciales, poderes judiciales y otros actores que participen puedan generar una red que posibilite la aplicación del proyecto de ley en discusión.

Esta mesa, donde también se habló sobre la dotación de recursos para el abordaje de la problemática, estuvo dirigida por María Amanda Fontemachi, presidenta de la Asociación Latinoamericana de Magistrados, Funcionarios, Profesionales y Operadores de Niñez, Adolescencia y Familia de Mendoza, y Natalia Giombi, jueza del fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Bahía Blanca.

En tanto, en la otra debatió acerca de un sistema de articulación entre organismos para la generación de datos estadísticos, en sintonía con uno de los objetivos de la cartera judicial de volver a generar información confiable y de fácil acceso. Este encuentro estuvo a cargo de Martín Gershanik y Hernán Olaeta, especialistas en la materia.

La serie de encuentros que se llevaron a cabo durante febrero tendrán su punto final el jueves 23, cuando se realice el último encuentro que pondrá de relieve a qué edad deben ser punibles los jóvenes en conflicto con la Ley Penal.