Especializado en la ley penal juvenil chilena, Miguel Cillero Bruñol opinó que castigar las conductas de los menores no puede significar subvertir la Convención Internacional de los Derechos del Niño. Propugnó por una justicia especializada al estilo del país trasandino.

Un nuevo taller de debate sobre Responsabilidad Penal Juvenil se realizó en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, especialmente destinada a los legisladores nacionales. Senadores y diputados fueron parte del encuentro que tuvo como disertante y coordinador al especialista internacional en Derecho Penal de adolescentes y en Derechos Humanos, Miguel Cillero Bruñol.

Cillero Bruñol, especialista chileno en materia penal juvenil del país trasandino, fue claro ante los presentes al sostener que cuando “hablamos del derecho penal adolescente” se habla de un derecho “distinto al derecho penal de adultos” y “cualquier reforma tiene que garantizar eso”.

Responsabilidad Penal Juvenil
Foto: Patrick Haar

“Todos los adolescentes cuentan con la protección integral de los Derechos del niño que el Estado tiene que proveerles”, argumentó el referente

El subsecretario de Política Criminal, Martín Casares, inició la jornada agradeciendo la asistencia de todos puesto que significa estar “trabajando en una política criminal abierta y plural”, siendo “el ámbito legislativo donde se da el debate. Estamos buscando consolidar consensos”. En el contexto de estos talleres ya se han realizado otros junto a jueces, camaristas, fiscales y defensores.

Para el especialista chileno “hay que equilibrar una respuesta entre el interés superior del niño y una sanción penal, que tenga a la dignidad humana como límite y propósito”. Aclaro que en estos sistemas no se trata de “un derecho atenuado sino que es un sistema especializado de juzgamiento y sanción” y para ello “es importante tener una política criminal, inversión y prevención”.

Además, propugnó por “un sistema penal limitado por el interés superior del niño, restricción de la privación de la libertad solo a casos graves” puesto que “ningún adolescente puede ser juzgado como adulto y ningún niño puede ser juzgado como adolescente”.

Destacó también la necesidad del control de los policías y los institutos  para no lesionar el derecho de los chicos y por ello planteo la importancia de un “sistema de garantía para evitar lo que pasó en el caso “Mendoza y otros”, donde fue condenado internacionalmente el Estado Argentino por sentenciar a privación perpetua de la libertad a cinco chicos.

Responsabilidad Penal Juvenil
Foto: Patrick Haar

“La pena privativa de libertad tiene que ser aplicada con el mayor estándar de garantías: el juicio”

“Mayor punibilidad no significa mayor seguridad, no hay ninguna evidencia de eso”, dijo Cillero Bruñol destacando la importancia de “los sistemas de ejecución penal” porque “la reincidencia depende mucho de estos”.

Si bien hay países donde, por ejemplo, se crean sistemas especializados de cero para este tipo de justicia penal juvenil, en Chile el sistema se introdujo en la justicia penal de forma especializada. Sin embargo, redundó en el papel clave de los sistemas de ejecución penal, dijo.

Foto: Patrick Haar
Foto: Patrick Haar

Los asistentes consultaron al especialista sobre los probables inconvenientes ante una sanción de una ley de fondo puesto que en nuestro país todo lo que tiene que ver con las cuestiones procesales dependen de cada provincia: “las leyes de fondo condicionan algo a las leyes procesales”, respondió.

De la jornada participaron los diputados nacionales Gabriela Burgos, Alicia Mabel Ciciliani, Ana Isabel Copes, Lucila Duré, Martin Osvaldo Hernández, Pedro Javier Pretto y Paula Urroz; así como el senador nacional José Anatolio Ojeda.

También estuvo presente la ex senadora Norma Morandini y asesores de ambas cámaras nacionales; representantes del Poder Judicial, de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas (SEDRONAR), de los ministerios de Educación y Deporte, de Justicia y de Desarrollo Social y de la Jefatura de Gabinete de Ministros.