Mensajes de advertencia para combatir la violencia de género

Implementan en España un nuevo sistema informático para combatir la violencia de género. Se trata del envío de mensajes de texto a las víctimas para avisarles cada vez que el agresor sale de prisión.

La idea viene del Ministerio de Justicia español, organismo que ordenó crear el sistema que cruza los datos del área de seguimiento integral de violencia de género (VioGén) con las bases de las instituciones penitenciarias.

De esa manera, cuando el agresor sale de la cárcel por permisos judiciales, personales o cualquier otra razón, se le da aviso inmediato a la víctima vía SMS y lo mismo ocurre cuando éste regresa a prisión. La protección de la víctima es el objetivo principal y se calcula que alcanza a más de cuatro mil mujeres.

Para ello, el cuerpo policial a cargo del reo le da un seguimiento durante su salida y recibe alertas con información sobre su conducta, de modo que protegerá a la mujer en caso de detectar movimientos irregulares.

Técnicamente el sistema consiste en un servicio web que envía las altas automáticas del Sistema de Información Penitenciaria al VioGén y, en caso de encontrar equivalencias en los casos, se vinculan los expedientes y se generan alertas automáticas por cambios de situación. Esto agiliza considerablemente los procesos de aviso y seguimiento de los casos, dado que, hasta el momento, se realiza de forma manual, lo que puede demorar horas y hasta días.

Además, según informaron desde el Ministerio de Justicia español, se espera que el sistema funcione también en un futuro cercano con agresores condenados que se encuentren sometidos a un tratamiento penitenciario rehabilitador es condiciones de libertad.

Estas medidas, acordes a la ley contra la violencia de género aprobada en 2003, contribuyen a disminuir los casos de hostigamiento, acoso y agresiones de distintos tipos que terminan, muchas veces, en femicidios.

En esta misma línea, desde el Ministerio del Interior del país ibérico también anunciaron la formación de un grupo especializado y multidisciplinar, integrado por funcionarios de gobierno, miembros de la Fiscalía y Judicatura, Policía, Servicio Penitenciario, colegios profesionales y universidades, que tendrá como tarea revisar los casos de homicidio por violencia de género, buscar explicaciones e identificar factores de riesgo.