Menos demora y más audiencias: el debut de los juicios unipersonales

A partir de marzo de este año se empezó a implementar un sistema para que los miembros de un tribunal puedan atender causas de forma individual, dividiendo, de esta forma, el trabajo entre tres personas.

El tiempo para la realización de audiencias ante los miembros de un tribunal se redujo un 67% gracias a los juicios unipersonales, en apenas dos meses de utilización de la herramienta. Pero, ¿de qué se trata esta iniciativa que fue convertida en ley a fines de 2016 y puesta en práctica desde el primero de marzo de este año?

El juicio unipersonal prevé que los integrantes de tribunales (órganos judiciales de tres jueces), que normalmente deben tomar las decisiones de conjunto, puedan hacerlo de forma individual para ciertos casos. De esta forma se acortan todos los tiempos del proceso, ya que no deben esperar el acuerdo de sus colegas para avanzar con una decisión.

Los datos surgen del primer relevamiento que se hizo en torno a este sistema que ya se utiliza en todo el país. Según este informe, el tiempo para que se lleve a cabo la primera audiencia del acusado ante el tribunal se redujo en, aproximadamente, siete meses.

Esto es gracias a que el sistema prevé que en los casos que contemplen penas de hasta seis años se tendrá que aplicar el juicio unipersonal de forma obligatoria; será optativo para delitos de penas que vayan entre los 6 y 15 años de prisión; y, finalmente, los tres jueces tendrán que tomar la decisión de conjunto, es decir, como lo hacían tradicionalmente, cuando el delito implique una pena de más de 15 años de prisión.

En el partido bonaerense de San Martín, el Tribunal Oral en lo Federal 2 empezó a implementar este sistema desde febrero de este año, apegándose al hecho de que la normativa ya estaba vigente (por su publicación en el Boletín Oficial apenas fue sancionada). Los jueces que integran ese órgano judicial señalaron, entonces, que la herramienta permitiría resolver “las causas de forma más rápida”.

Descomprimir el trabajo, reducir los tiempos procesales y no dejar que los acusados deban esperar varios años para obtener una condena son algunos de los puntos que ataca la iniciativa surgida desde la Subsecretaría de Política Criminal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

En Córdoba, a 22 días de que comenzara la aplicación de la ley, se llevó a cabo la primera sentencia. Una mujer fue condenada a tres años de prisión por el delito de comercialización de estupefacientes.