Más juzgados para enfrentar mejor al crimen organizado

La iniciativa plantea la creación de 89 nuevas dependencias penales en todo el país para duplicar la plaza actual. Junto al Nuevo Código Procesal Penal Federal, redundará en el fortalecimiento de las investigaciones sobre trata, narcotráfico y otros delitos complejos.

En la actualidad, a nivel nacional existen 116 juzgados federales de primera instancia para la investigación de múltiples delitos y fueros. Entre ellos, hay 70 que son “multifuero con competencia penal”. Es decir, que además de investigar delitos complejos como el narcotráfico o la trata de personas, también atienden casos civiles, laborales y previsionales del fuero federal. Ejemplo: el juzgado federal de Caleta Olivia, en Santa Cruz, o el de Oberá, Misiones.

Hay juzgados que poseen “competencia no penal”. Son 21, entre los que se incluye el juzgado número 2 de Concepción del Uruguay, Entre Ríos, mientras que los restantes son “penales y electorales” (juzgado de Posadas, Misiones) o sólo poseen “secretaría penal” como el caso de 21 dependencias entre ellas el número 2 de Rawson, Chubut.

Son datos que maneja la Unidad de Asistencia para la Reforma Procesal Penal, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, que se enmarca dentro del Plan Justicia 2020. En la tarea de fortalecer la Justicia Federal, desde la Unidad distinguen como “primer objetivo la investigación, el juzgamiento y la sanción de la delincuencia organizada y de los delitos vinculados”, siguiendo la política de estado contenida en la declaración de Emergencia en Seguridad Pública, plasmada en el decreto 228 del 21 de enero de 2016.

El coordinador de la unidad, Ariel García Bordón, manifestó que el segundo objetivo del proyecto “viene a ser preparar el escenario para la implementación del Nuevo Código Procesal Penal Federal”. Esto significa “fortalecer la dotación y la presencia del Estado en las provincias, casi duplicando la cantidad de jueces y aumentando la de fiscales”.

En esa línea, el abogado penalista señaló que “el proyecto viene a profesionalizar la Justicia federal en las provincias. Es decir, los jueces ya no hacen todo de todo, sino que se profesionalizan por tema”.
Con esa segmentación del universo de causas, “algunos van a actuar próximamente en un procedimiento oral y otros se van a quedar en causas no penales, con un procedimiento totalmente diferente y escrito. Esto lograría descongestionar la carga de trabajo actual de los juzgados federales”.
En sí, se separan las secretarías penales de los juzgados multifuero designando sólo un juez en el marco de la posible creación de 89 dependencias nuevas en zonas de frontera. De esta manera, según García Bordón, serán “205 juzgados federales con asiento en las provincias”. De ellos, 110 quedarían con “competencia exclusivamente penal” para combatir del crimen organizado. Y 95, con competencia “no penal”.
“Este proyecto se integra dentro del Programa Justicia 2020, ya que se busca modernizar la Justicia, darle mayores posibilidades de transparencia e independencia y muchísima más cercanía a la gente”, explicó Bordón.

“Además de los 89 cargos de jueces que se crean con este proyecto, también se crean 23 cargos de defensor público oficial -uno por cada provincia- y 66 cargos de fiscal, colocados en zonas estratégicas”, indicó el coordinador.

Región por región

mapa juzgados federales-01La creación de casi 90 nuevas salas trae aparejada una “distribución regional” que fortalece los juzgados cercanos a las fronteras, donde se acrecientan las problemáticas de algunos delitos como el narcotráfico.

En la región Noreste (NEA), que incluye a las provincias de Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Misiones y el norte de Santa Fe, se prevé la creación de 23 nuevos juzgados. En el Noroeste (NOA), que abarca Salta, Jujuy, Catamarca, Santiago del Estero y Tucumán, el proyecto dispone la habilitación de 17.

En el Centro del país (Córdoba, La Rioja y el centro-sur de Santa Fe) la iniciativa, según García Bordón, “incrementa en un 89 por ciento el fuero federal con la creación de 16 nuevos juzgados” en por ejemplo localidades cordobesas como Bell Ville, Villa María o San Francisco, o santafesinas como Venado Tuerto o Rafaela.

En la región Pampeana, que cubre el centro y el sur de la provincia de Buenos Aires y La Pampa, se crean “siete con un incremento del fuero del 58 por ciento en ciudades como General Pico o Azul”. En Mendoza, San Luis y San Juan (Cuyo), se crearían con la iniciativa “seis nuevos en San Luis capital y Villa Mercedes”. Es un incremento del fuero del 66 por ciento.

En el sur del país, habría un mayor aumento de los juzgados federales. “Se crearán diez y se prevé un incremento del 71 por ciento en localidades como Zapala, Viedma, Caleta Olivia o Rio Grande, por ejemplo”, esgrimieron en una zona que judicialmente está integrada por Chubut, Neuquén, Rio Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Por último, en la zona “Metropolitana”, la intención es aumentar en un “38 por ciento el fuero federal con la creación de diez juzgados en el centro y el norte del territorio bonaerense”. Ciudades como La Plata incrementarán en tres sus dependencias judiciales, por ejemplo, se suman juzgados federales en Campana, Mercedes y Moreno.