Más cerca de implementar la reforma del Código Procesal Penal

La Comisión Bicameral de Monitoreo e Implementación del Nuevo Código Procesal Penal de la Nación, presidida por el senador nacional Rodolfo Urtubey, aprobó en el Salón Eva Perón del Congreso el informe de gestión con las reformas del nuevo Código.

La continuidad el trámite legislativo se dará en la Comisión de Justicia antes de llegar al recinto. La comisión responsable de la implementación del nuevo Código está conformada por 8 senadores y 8 diputados, y cuenta entre sus funciones la de evaluar y proponer la adecuación legislativa necesaria para poner en marcha su aplicación.

Cabe recordar que el parlamento argentino sancionó en 2014 la Ley 27.063 que aprobó el nuevo cuerpo normativo. Esa norma tenía como objetivo dar el marco formal para la investigación y el juzgamiento de los delitos federales cometidos en cualquier lugar del país y para los delitos comunes cometidos en el ámbito territorial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Es decir, la Justicia Federal de todo el país y la llamada Justicia Nacional Penal de la Ciudad de Buenos Aires debían utilizar el CPPN como lo venían haciendo con el actual Código sancionado por ley 23.984.

El sistema acusatorio

Uno de los tópicos sobre los que proyecta avanzar la reforma del CPPN tiene que ver con un cambio de paradigma reasignando los roles de los actores de la Justicia en el tratamiento de las causas.

En la actualidad los jueces dirigen las investigaciones y también toman decisiones. Con el sistema acusatorio cambia esta forma de llevar a cabo el proceso y recae en los fiscales la tarea de las pesquisas.

Más concretamente, se lo llama sistema acusatorio adversarial porque reasigna el rol que ocupa cada una de las partes: el juez, la defensa y la fiscalía.

Lo que se busca es ayudar a los fiscales a que puedan investigar, sin quitarle espacio a la defensa, y que los magistrados sólo dicten el fallo, observando el respeto de todas las garantías.