La Cámara de Diputados decidió en plenario de comisiones habilitar el tratamiento de la modificación del órgano que agrupa a los fiscales nacionales. Propuso acota a cinco años la titularidad de la procuración general.

Con algunas modificaciones con respecto a la iniciativa original, en un plenario de las comisiones de Justicia, Legislación Penal y Presupuesto de la Cámara baja se dio dictamen al proyecto que busca modificar la ley orgánica del Ministerio Público Fiscal.

El encuentro llevado a cabo este martes habilitó la discusión de la propuesta en la próxima reunión en la que participen todos sus miembros, prevista para el 26 de octubre de este año.

La iniciativa recibió algunas modificaciones con respecto a la propuesta original: en principio, se había planteado la creación de la figura del subprocurador, que iba a constar de cuatro cargos. Cuatro fiscales especializados iban a descentralizar las funciones en ese órgano, pero no se llegó a un acuerdo.

En cambio, sí se avanzó en establecer un plazo para el ejercicio del cargo de procurador general, que será de cinco años. La idea de establecer ese lapso surge de las experiencias de varios países y las sugerencias llevadas a cabo por organizaciones vinculadas al mundo de la Justicia.

Al mismo tiempo, se le otorgaron más facultades a la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público, un órgano constituido recientemente y en cuya titularidad fue designada la diputada del Frente Renovador, Graciela Camaño. Este órgano legislativo tendrá participación en los traslados de fiscales y en la creación de procuradurías especiales.

También se descartó la posibilidad de que el procurador general pueda ser removido a través de un decreto del Poder Ejecutivo. El proceso regular para la remoción en este cargo es un juicio político. Al mismo tiempo, la llegada a esta instancia será más sencilla ahora, ya que se requerirá una mayoría simple de Diputados. Pero en el Senado sí se necesitarán dos tercios de los votos para convalidarlo.