El autor explicó que recopiló las historias de quince chicos que fueron parte de los equipos de rugby que se forman en 34 cárceles de todo el país, con apoyo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Lo recaudado irá a la propia Fundación para continuar con su tarea formativa.

Un sueño hecho realidad. Un trabajo que ayuda a visualizar un conflicto y un camino que trae soluciones. Se presentó el libro “No permanecer caído: la historia de Los Espartanos”, de Federico Gallardo. El trabajo cuenta la historia del equipo de rugby de la Unidad Penitenciaria 48 de San Martín, creado en 2009 por el ex rugbier y abogado penalista Eduardo ‘Coco’ Oderigo.

Foto. gallardof.com
LIBRO ESPARTANOS

La idea de hacer un libro sobre esta historia surgió de Gallardo y Jorge Mendizábal, uno de los responsables de la Fundación Espartanos: “Se nos había caído un proyecto personal por otro libro. No se dio. Y como los dos somos fundadores de la ONG, dijimos ‘vamos por el libro de Espartanos’. Él tenía más confianza en mí que yo mismo. Pero me animé. Jorge se ocupó del trato editorial y yo de la escritura”, rememoró el autor.

El libro, publicado por la Editorial Logos, tendrá distribución nacional y todos los fondos obtenidos serán destinados a la Fundación Espartanos, cuyos voluntarios ya han logrado reproducir el proyecto en 34 cárceles del país: “Queremos seguir con esto. Y el libro va a ayudar a difundir el proyecto”, explicó Gallardo.

En primera persona

La publicación trata sobre la génesis de Espartanos. Contiene 15 capítulos con 15 entrevistas. 15 historias. “Fue un trabajo arduo, basado en la confianza que me dio tres años de trabajar con ellos, mate de por medio, y mucha lágrima, porque los hacés viajar al pasado y recuerdan… Ellos nos enfrentan a una realidad: hay personas que están condenadas desde la cuna a tener vida de maltratos. Sus infancias son relatos crudos, postales del infierno mismo. ¿Cómo sobrevivir a todo esto sin resentimientos? ¿Es posible el cambio de mentalidad? Eso es lo que nos preguntamos en el libro”.

Chino Reynoso
El ‘Chino’, entrenador de rugby

En la presentación, Gallardo, licenciado en Comunicación Social y responsable de la comunicación de la Fundación, estuvo acompañado por ‘Coco’ Oderigo (ex jugador del SIC y promotor de la idea del equipo de rugby de la cárcel), Jorge Mendizábal (ex rugbier de Pueyrredón) y por cuatro de los espartanos que ya dejaron el penal y siguen vinculados al proyecto: el Chino, el Colo, la Liebre y Emi.

“Estoy entrenando a 16 chicos de mi barrio, Libertad, en Merlo, e intento transmitirles los valores que me enseñó este deporte y que me cambiaron la cabeza”, explica el Chino, y a su lado el Colo agrega lo suyo: “Viajo con mi novia todos los domingos cuatro horas en moto desde Tortuguitas a La Plata para jugar con los chicos del Hogar San Lucas, pibes huérfanos y con discapacidades severas”.

Un proyecto nacional

Foto: Espartanos
espartanos_02

En junio de este año, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos firmó un convenio para extender la labor deportiva de Los Espartanos en centros de reclusión de todo el país. La propuesta aspira contribuir a la readaptación y reinserción social de las personas privadas de su libertad a través del rugby.

Con el objetivo de profundizar las actividades deportivas de la Fundación dentro de las unidades penitenciarias de todo el país, el secretario de Justicia, Santiago Otamendi, y el presidente de la ONG, Eduardo Jorge Oderigo, firmaron un convenio marco de colaboración.