Dictamen para extender licencias por paternidad y maternidad

Después de un encuentro de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, sus integrantes llegaron a un acuerdo para prolongar el lapso que madres y padres pueden dejar de asistir al trabajo tras el nacimiento de sus hijos.

Se contemplan, además, casos donde se presenten complicaciones médicas.

Tomando en consideración los lineamientos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en este sentido, en el Senado se dio dictamen a una iniciativa que prevé extender los tiempos de las licencias por maternidad y paternidad. La propuesta recoge el trabajo de 38 proyectos que ya se habían presentado sobre la temática.

La decisión fue tomada a comienzos de este mes, tras una reunión de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, y para la iniciativa final se hizo un repaso sobre la normativa laboral en general. Al mismo tiempo, se tuvieron en consideración casos especiales como problemas durante el embarazo y procesos de fertilización asistida.

La extensión de la licencia por paternidad prevé que pase de dos a diez días; y por su parte, la de las mujeres pasaría de 90 a 100 días. A su vez, se establece que las madres puedan cumplir con un horario laboral reducido en el momento de reincorporación al trabajo.

Las licencias especiales serán relativas a los casos donde se practique la fertilización asistida; para los nacimientos prematuros de bebés; para los padres cuyos hijos enfrenten una enfermedad de alto riesgo; y para aquellos que tengan niños con enfermedades crónicas.

Todas las iniciativas unificadas provienen de un número importante de senadores, ya que fueron 38 proyectos presentados por 58 integrantes de la cámara alta. Todos los bloques habían presentado numerosas iniciativas en este sentido, por lo que se decidió avanzar en esta discusión pendiente.

El Convenio sobre la Protección de la Maternidad 183 de la OIT establece que toda mujer “tendrá derecho, mediante presentación de un certificado médico o de cualquier otro certificado apropiado, según lo determinen la legislación y la práctica nacionales, en el que se indique la fecha presunta del parto, a una licencia de maternidad de una duración de al menos catorce semanas”.

Este Convenio también manifiesta otro de los puntos que fueron tenidos en cuenta en el proyecto que obtuvo dictamen, ya que señala: “Sobre la base de la presentación de un certificado médico, se deberá otorgar una licencia, antes o después del período de licencia de maternidad, en caso de enfermedad o si hay complicaciones o riesgo de que se produzcan complicaciones como consecuencia del embarazo o del parto”.

Y también se precisa en este documento de la OIT uno de los puntos más salientes con respecto a los derechos de las mujeres que deciden ser madres: Todo miembro (integrante de la organización) debe adoptar medidas apropiadas para garantizar que la maternidad no constituya una causa de discriminación en el empleo, con inclusión del acceso al empleo”.