La Argentina más cerca de tener estadísticas judiciales abiertas

Foto: Stephanie Bridger

Con la mira puesta en ofrecer indicadores confiables y de la manera más simple posible, el Programa Justicia Abierta del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos avanza en la sistematización de la carga de datos en tribunales de todo el país. Permitirá desarrollar políticas públicas basadas en cifras específicas.

El Convenio Interjurisdiccional de Datos Abiertos de Justicia, suscrito el 11 de octubre de 2016, sienta las bases para un trabajo coordinado de producción y publicación de información entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y medio centenar de instituciones de justicia de todo el país, entre Poderes Judiciales, Ministerios Públicos y Consejos de la Magistratura.

La celebración del convenio busca avanzar en un proceso de transparencia institucional del sistema de justicia en su conjunto, permitiendo el desarrollo de políticas basadas en datos empíricos.

El Programa “Justicia Abierta”, dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, ha diseñado dos protocolos: uno Técnico de Datos y otro de Procesos. Mediante estas dos herramientas se busca alcanzar el objetivo de armar y sistematizar un modelo de estadísticas renovado para la Justicia nacional.

Cómo se recolectarán los datos

La publicación proactiva de datos homogéneos y precisos es un déficit del sistema de Justicia argentino que comienza a enmendarse.

En el diseño del nuevo sistema estadístico se han tenido en cuenta distintos aspectos: para optimizar la calidad, se trabajará sobre los “datos primarios” -que son unidades mínimas, es decir, no estadísticas- y se automatizarán los procesos para que los indicadores estén accesibles para la ciudadanía en el menor tiempo posible.

La primera versión del Protocolo contiene una cantidad de datos no muy extensa que contempla la información que ya se recolecta más un mínimo agregado. Una vez ajustados los procesos con todas las instituciones habrá espacio para incluir nuevos datos.

Otra finalidad de la iniciativa, es la de promover la asistencia técnica mutua entre las instituciones de justicia.

El protocolo técnico de datos está conformado por tres registros: Datos Estructurales, cuya generación será anual o semestral; Datos Acumulados mensuales, de las instituciones de justicia que no cuentan con registros digitales automatizados; y Datos primarios, para las que sí digitalizaron el registro de altas y bajas de las causas. Para la provisión de datos primarios (lo cual refiere a cada uno de los registros sobre los cuales luego se producirá la estadística), requerirá una elaboración de listados detallados según las instrucciones que se establecen en este protocolo.

Por su parte, el Protocolo Técnico de Procesos tiene por función describir minuciosamente tiempos, tareas, parámetros y un marco organizacional general que permitirá generar el sistema estadístico de la Justicia, y que será publicado en el portal de Datos Abiertos de la Justicia Argentina, desarrollado por el Programa Justicia Abierta.

Una de las metas previstas es reducir al mínimo los procesos manuales, buscándose convertir en automáticos toda la producción de datos.

Personal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos trabaja constantemente con las instituciones, brindando asistencia técnica y monitoreando los procesos. Ya se mantuvieron reuniones presenciales en 24 instituciones de 10 provincias. Actualmente, las instituciones firmantes del convenio están trabajando en la elaboración de tablas basadas en los datos requeridos en los protocolos, para comenzar el envío de datos de prueba. La publicación de los primeros datos está proyectada para principios de octubre, a un año de la firma del Convenio.