Las primeras decisiones basadas en la ley de flagrancia

La norma vigente desde diciembre tiene por finalidad que los detenidos sorprendidos al momento de cometer un delito de acción pública sean puestos a disposición del juez de inmediato. Busca reducir los plazos judiciales que en promedio duraban 299 días a sólo 30.

El procedimiento se aplica en casos dolosos en los que la pena no supere los 15 años de prisión, y en los que no supere los 20 para los delitos de violación y robo con arma de fuego.

Se trata de un procedimiento sumarísimo que consta de una audiencia inicial multipropósito y una de clausura, en la que el juez debe resolver todas las cuestiones llevadas por las partes de forma inmediata, tales como solicitud de suspensión del proceso a prueba o acuerdo de juicio abreviado.

Desde diciembre hasta la actualidad se han registrados varios casos de aplicación. Al día siguiente de la puesta en vigencia de la nueva herramienta hubo cuatro condenas en la Ciudad de Buenos Aires. En tanto, ya se registraron este año procesos en Mendoza y Misiones.

Primeras condenas

La Subsecretaría de Política Criminal, a cargo de Martín Casares, informó que en los primeros 15 días de vigencia de la nueva herramienta hubo 215 ingresos con datos aportados por el Servicio Penitenciario Federal, juzgados y cámaras. El 25 % de los delitos fueron cometidos por ciudadanos extranjeros.

La mayoría de los casos (123) fue por intento de robo o hurto mientras que en menor medida hubo delitos por “tentativa de robo automotor” y lesiones. Entre los aprehendidos 105 quedaron detenidos y 87 fueron liberados. INFORME

En cuanto a la duración del trámite, la Subsecretaría informó que en general pasaron 30 horas desde la detención de la persona hasta la primera audiencia con el juez, las que tuvieron una duración de 30 minutos promedio cada una.

En tanto, informaron sobre la duración de los procesos penales en causas donde se aplicó el nuevo instrumento de juzgamiento. En general pasaron 30 horas desde la detención de la persona hasta la primera audiencia con el juez con una duración de 30 minutos promedio en cada una. Fueron datos relevados del 1 al 15 de diciembre, en el cual se realizaron 145 audiencias de 150 convocadas a través de este nuevo instrumento. La Subsecretaría de Política Criminal va a realizar dos relevamientos más en febrero y marzo.

Casos

Algunos de los casos ocurridos en la Ciudad de Buenos Aires se registraron, por ejemplo en Constitución, donde tres hombres rompieron los vidrios de dos vehículos ubicados en una playa de estacionamiento en las calles Lima y Juan de Garay. Fueron atrapados por el personal policial robando equipos de música. Con la intervención del personal del Juzgado de Instrucción 38, se determinó que los imputados tenían antecedentes con sentencia cumplida. En la audiencia express, por tentativa de robo lo condenaron a 798 horas de trabajo comunitario. Exactamente, un mes, tres días y seis horas.

También hubo otras dos audiencias por casos flagrantes de violencia de género. Las dos mujeres fueran golpeadas por sus ex parejas. Tras advertir que tenían lesiones graves y al corroborar denuncias previas de agresión, los casos fueron derivados como un procedimiento habitual.

En la ciudad de Mendoza, a principios de este año el nuevo procedimiento permitió que un dealer fuera capturado mientras vendía drogas. Fue procesado y condenado en menos de 48 horas por el titular del juzgado federal 3, Marcelo Garnica. Se le incautaron 45 cigarrillos de marihuana, ocho envoltorios con cocaína y dinero en efectivo. Deberá cumplir 4 años y 6 meses de prisión efectiva por el delito de venta de estupefacientes. En tanto, hubo otros cuatro procesos por transporte de estupefacientes y contrabando.

Por último, en Posadas, Misiones, las cámaras regionales informaron 10 casos de los cuales dos siguieron el trámite ordinario y tres se archivaron. En tanto, cinco ya fijaron audiencia de clausura por los delitos de contrabando, tenencia simple o suministro de estupefacientes.