Lanzan un sistema de informatización de órdenes de captura

El Foro Patagónico de Superiores Tribunales de Justicia presentó un sistema con datos online sobre personas requeridas por organismos judiciales. 

El Foro Patagónico de los Superiores Tribunales de Justicia (STJ) lanzó la semana pasada en Bariloche el Sistema Informático de Órdenes de Captura. Es una base de datos online de actualización permanente, en la que se registra la información vinculada a las personas sobre las que pesan pedidos judiciales de captura en cualquiera de las seis provincias que integran el foro: Río Negro, La Pampa, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Del acto participó el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano. También el juez del STJ rionegrino, Sergio Barotto; el vicegobernador de esa provincia, Pedro Pesatti; y el presidente del STJ de Río Negro, Enrique Mansilla.

Durante la presentación, Garavano remarcó que “uno de los desafíos de los argentinos es poder trabajar en equipo. Y el dinamismo que presenta el Foro Patagónico tiene ese objetivo, y debe ser un ejemplo”. Y resaltó que es importante que este modelo pueda ser replicado en otras provincias, porque este tipo de iniciativas “tienen por objetivo profundizar y reconstruir la relación entre la Justicia y la gente “.

Inicialmente, el sistema fue desarrollado por la Secretaría de Informática Jurídica del Superior Tribunal de Justicia de Chubut, y fue adaptado por el equipo técnico del Foro para incorporar y unificar los registros de rebeldía de los Poderes Judiciales de las seis provincias que conforman el Foro.

Así, se genera una base de datos online -única, compartida y actualizada- de las órdenes de captura libradas por todos los organismos judiciales de las seis provincias patagónicas, entre las cuales existe un gran desplazamiento de personas, particularmente en los corredores interjurisdiccionales de alto tránsito.

“Vamos a acompañar esta iniciativa para que todas las fuerzas de seguridad del país tengan esta información y se logre que las personas participen de los procesos judiciales”, afirmó el ministro Garavano. Y agregó: “Queremos que la gente esté a derecho y no podemos tener los niveles de impunidad de las personas prófugas con pedido de captura”.

Además, Garavano aseguró que “en cuanto a los avances tecnológicos en la justicia, los de la región sur son de los más dinámicos del país”.

Por su parte, Barotto destacó que “será una herramienta muy importante para las fuerzas de seguridad y para hacer más efectivas las resoluciones judiciales. Es de libre acceso y funciona de manera similar a una página web”.

La plataforma, que unificará las órdenes de rebeldía de las seis provincias, será de consulta libre para las distintas fuerzas de seguridad, organismos judiciales y otros organismos competentes. El acceso puede hacerse desde la web del Foro de Superiores Tribunales de Justicia de la Patagonia.

Un sistema totalmente digital

Entre las características del sistema, se destaca que se autoadministra, prescindiendo de una estructura burocrática para su mantenimiento. Los sistemas de gestión judicial de cada provincia fueron asociados a la plataforma informática del Foro y las órdenes de captura que se dan de alta o de baja a nivel local se vuelcan automáticamente a la base de datos interprovincial.

En consonancia con el proceso de despapelización que se lleva adelante en la Justicia nacional, el sistema funciona sin papel, ya que todos los registros, altas, bajas y actualizaciones de datos son digitales. En cada organismo, el juez o la oficina judicial son los responsables de cargar la información al sistema a través de su acceso con clave.

El funcionamiento de la plataforma determina que cada persona sobre la que pese una orden de captura tendrá en el sistema un legajo individual con un número (Identificador Único por Rebeldía), nombre y apellido, alias, descripción física, datos personales generales y fotografías.

También la indicación de los organismos que están requiriendo su detención, los datos para la individualización de la causa judicial y una copia digital de la resolución que dispuso la captura, entre otras informaciones.

En caso de que la orden de captura sea dejada sin efecto -por encontrarse la persona ya detenida, por fallecimiento o porque fue desestimada la detención- su nombre y ficha serán automáticamente dados de baja en el sistema.

El sistema demanda importantes medidas de seguridad informática, con usuarios registrados y códigos de acceso para la carga de altas y bajas y para la edición de la información en cada legajo individual.