La ley de protección de víctimas, más cerca de concretarse

El Senado aprobó un proyecto de ley que busca proteger a las personas que hayan sufrido algún delito en su contra. Qué dice esta iniciativa y qué propone, al mismo tiempo, el Ministerio de Justicia de la Nación.

Con los votos de todos los senadores presentes, la semana pasada la Cámara alta aprobó un proyecto de ley que busca proteger a las víctimas de todo tipo de delitos. Esta propuesta avanzó en el marco de discusiones que plantearon el rol de las víctimas durante el proceso Penal, y previamente había sido aprobada en la Cámara baja; pero, al recibir modificaciones en el Senado, deberá volver a Diputados para que sean ratificadas.

Entre otras cosas, la iniciativa prevé el patrocinio letrado gratuito, es decir, abogados gratis para las personas que sufrieron delitos en su contra; también, centros de atención para la víctima con equipos interdisciplinarios que estén disponibles las 24 horas, todos los días; y la notificación a las víctimas acerca de excarcelaciones, permisos de libertad condicional o de salidas transitorias que reciban sus victimarios.

Algunas de las modificaciones que recibió la propuesta original en la Cámara alta son, por ejemplo, la creación de la figura del defensor público de la víctima –se contempló que haya uno por provincia y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires-; y la creación de una red de letrados dependientes de la Defensoría General de la Nación (DGN) para que actúen como defensores coadyuvantes.

Las modificaciones y el proyecto en general fueron discutidos en el Congreso durante siete jornadas. Allí participaron asociaciones de víctimas y muchos referentes de casos reconocidos, como Matías Bagnato, Carolina Píparo, Viviam Perrone y María Luján Rey, entre otros.

La propuesta del Ministerio de Justicia

Desde la cartera dirigida por Germán Garavano se elaboró un proyecto que busca sentar la base de los derechos de las víctimas; es decir, sentar un piso normativo que, de aprobarse la iniciativa, tendrá un gran valor a nivel jurídico, ya que consigna algunos derechos básicos y universales que tienen las personas que sufrieron un delito en su contra.

Durante meses, la Subsecretaría de Política Criminal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación llevó a cabo reuniones con organizaciones de víctimas y especialistas en la materia en todo el país; de allí surgió el proyecto de “Estándares de Derechos de las Víctimas de Delitos”.

Según esta propuesta, la víctima es “toda aquella persona que, individual o colectivamente, haya sufrido daños, lesiones físicas, psíquicas, emocionales o cualquier menoscabo sustancial de sus derechos fundamentales, como consecuencia de acciones u omisiones que violen la legislación penal vigente”.

En el segundo artículo se definen algunos derechos esenciales de las personas que sufrieron delitos en su contra: “Toda víctima tiene derecho a la protección, información, apoyo, asistencia, atención y acompañamiento, así como a la participación activa en el proceso penal”.