La Ley de las Doce Tablas, el código romano que revolucionó la justicia

Foto: Patrick Haar.

Fue el primer intento de contar con una codificación de las normas legales. Establecía principios y reglas de fácil aplicación para la solución de los conflictos. E introdujo el principio de la “isonomía”, o igualdad ante la ley entre los litigantes.

La promulgación de la Ley de las Doce Tablas se considera uno de los acontecimientos más importantes de la historia jurídica romana, aún a pesar de que algunos historiadores plantean dudas sobre su origen o autenticidad. Su nombre se debe a que se publicaron originalmente en doce tablas de madera, y luego en doce planchas de bronce. Y las dudas sobre su autenticidad crecen porque no quedaron indicios físicos de esas tablas.

Una de las explicaciones para su desaparición es el saqueo que sufrió Roma por parte de los galos en el año 390 a.C. Sobre lo que hay pocas explicaciones es sobre por qué no volvieron a reproducirse. Algunos piensan que se debió a que para el momento de su destrucción, estas leyes se aprendían de memoria y sobrevivieron como tradición oral.

Los orígenes

Hacía mediados del siglo V a.C crecía en Roma la necesidad de limitar los poderes de los pretores, los magistrados de alto rango responsables de administrar justicia. Se envió entonces una comisión de tres ciudadanos a Grecia para estudiar sus leyes, especialmente las Leyes de Solón.

Cuando esta comisión regresó, dos años después, se eligió a diez personas (“decenviros”, de ahí el origen de uno de los nombres para esta ley) de origen patricio para que redactaran las leyes usando la información que había traído consigo la comisión enviada a Grecia. A esas personas les dieron poderes plenos y sus decisiones se consideraban inapelables. Un año después los “decenviros” entregaron diez tablas, que fueron expuestas en el foro romano y aprobadas.

Pero aún quedaban muchas leyes por compilar, así que se eligieron nuevos decenviros (entre los que por primera vez había representantes de los “plebeyos”) que compilaron dos tablas más.

El derecho, de conocimiento público

A pesar de que la intención de generar nuevas leyes originalmente se debió a la necesidad de limitar los poderes de los pretores, los últimos decenviros se comportaron como tiranos y no convocaron a los comicios para la aprobación de estas dos tablas. Trataron también de mantenerse en el poder una vez que terminó su mandato, lo que terminó en una revuelta entre patricios y plebeyos.

Luego de estos incidentes, de consecuencias graves, el pueblo terminó obligando a los decenviros a dejar el poder y se eligieron nuevos pretores. La aprobación de La Ley de las 12 Tablas fue un logro para los plebeyos, ya que consiguieron que el derecho fuera de conocimiento público.

Antes de eso, el conocimiento de la ley era propiedad de los patricios, que se aprovechaban de lo imprecisas que eran para interpretarlas según sus caprichos. Las nuevas leyes eran precisas y claras, sin ambigüedades ni adornos.

Los historiadores, sin embargo, creen que es poco probable que se haya conseguido la igualdad entre patricios y plebeyos: es que aunque La Ley de las 12 Tablas no contiene reglas discriminatorias, la desigualdad entre ambas clases se mantuvo durante mucho tiempo.

La tabla I

La Tabla número 1 era un ejemplo de la sencillez del escrito. Es la que regulaba las citaciones para un juicio.

-El que sea llamado a juicio vaya al instante.

-Si no quiere ir, tome testigos y preséntelo.

-Si con astucia trata de escaparse, puede sujetarle.

-Si no pudiese ir por enfermedad o por anciano, súbale en un borrico; y aunque se resistiese, no le dé carruaje.

-Si alguno saliese fiador por él, suéltesele.

-Rico ha de ser el fiador de un rico; de un pobre, cualquiera.

-Si por el camino se aviniesen, sea válido.

-No aviniéndose, se presentarán en el Comicio o en el Foro, y antes del mediodía, parándose ambos comenzará el pleito.

-Y se acabará al ponerse el sol.

Características principales

-Fueron el primer intento de contar con una codificación de las normas legales.

-Hacerlas públicas garantizó la idea moderna de seguridad jurídica.

-La presunta aprobación de la norma mediante la consulta popular da un indicio de democracia participativa.

-En la Tabla VIII, sobre “Agravios o delitos”, se consignaba: “Si cualquier persona canta o compone una canción en contra de otra, de tal modo que le cause descrédito o insulte a un tercero, será apaleado hasta la muerte”.

-Se tipifica al parricidio como el mayor delito. Se consideraba parricidio al asesinato del “pater familiae” o de un familiar próximo.

-Tenía reglas muy crueles para castigar a los deudores insolventes: “El deudor será cortado en pedazos. Si los pedazos resultan más o menos grandes no importará”.

-Separaba las reglas jurídicas de las reglas religiosas, precedente más antiguo de la desacralización del derecho.

-Establecía principios y reglas generales de fácil aplicación para la solución de los conflictos legales.

-La regulación jurídica de las relaciones de vecindad entre propietarios era bastante avanzada para su época.

-Introdujo el principio de la “isonomía”, o igualdad ente la ley entre los litigantes.