El proyecto trasladaría el costo de las comisiones inmobiliarias a los dueños de los departamentos, una iniciativa celebrada por inquilinos. Las inmobiliarias dejarían así de autoregularse y serán controladas por el Instituto de Vivienda de la Ciudad.

En la Ciudad de Buenos Aires, acorde al último censo, hay un treinta por ciento de viviendas alquiladas, número que viene en aumento los últimos años. La Legislatura porteña ya analiza un proyecto de ley para regular esas transacciones, similar a la que ya fue aprobada en el Senado y espera el tratamiento de las comisiones de la Cámara de Diputados del Congreso.

Según explicó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, durante la presentación la norma, los inquilinos no sólo dejarán de hacerse cargo de las comisiones sino que se eliminarán los gastos de gestión.

Además, la ley le otorga poder al Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) y las inmobiliarias dejarán de autoregularse.

Gervasio Muñoz, uno de los referentes de la asociación Inquilinos Agrupados, que protege los derechos de quienes alquilan, celebró la noticia como una “primera victoria”.

Esta medida -sostuvo Rodríguez Larreta- beneficiaría a 400 mil familias que hoy deben pagar un equivalente de hasta seis meses de renta por anticipado sólo para acceder a un inmueble.

A su vez, la legislación garantiza el acceso a la información de los inquilinos, ya que obliga a publicar en sitios de alquiler online los derechos que asisten a arrendatarios y dueños. En la misma línea, el IVC brindará ayuda legal gratuita y constante para inquilinos, tal como anunció el titular del organismo, Juan Maquieyra.

Por otra parte, el jefe de Gobierno afirmó que se organizará una mesa de trabajo con el fin de, por un lado, debatir y plantear ideas para facilitar el acceso a las garantías propietarias solicitadas como requisito para alquilar.

Y, por otro, incentivar a los dueños a ocupar sus inmuebles vacíos, ya que se estima que el diez por ciento no está en uso. De estos encuentros participarán las asociaciones de inquilinos, funcionarios del Gobierno, inmobiliarias y propietarios.

Si bien el proyecto acaba de ingresar a la Legislatura, Maquieyra afirmó que esperan poder discutirlo y votarlo en agosto. Por su parte, Muñoz agregó que la iniciativa tiene el visto de todos los bloques políticos por lo que trabajarán para que se apruebe de forma unánime y lo antes posible.