Justicia santiagueña incluyó más empleados con discapacidad

El Poder Judicial de Santiago del Estero incorporó nuevos trabajadores a su planta, en orden a cumplir con el cupo de discapacidad. Esta iniciativa ya tiene más de diez años en esa provincia. Cómo es el régimen en esa provincia.

“El sistema judicial se debe configurar, y se está configurando, como un instrumento para la defensa efectiva de los derechos de las personas en condición de vulnerabilidad. Poca utilidad tiene que el Estado reconozca formalmente un derecho si su titular no puede acceder de forma efectiva al sistema de Justicia para obtener la tutela de dicho derecho”, señala la introducción de las Reglas de Brasilia sobre el acceso a la justicia de las personas en condición de vulnerabilidad.

Esta normativa que fue consensuada por países integrantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sirvió como base para un trabajo que el Poder Judicial de Santiago del Estero desarrolla hace más de diez años: la inclusión de trabajadores discapacitados en su planta.

La ley provincial 5.711 y la nacional 26.378, que las incorpora como legislación nacional, son los fundamentos para llevar a cabo esta tarea. En uno de los incisos de la normativa que fuera sancionada por la legislatura santiagueña se prevé la promoción del empleo de personas con capacidades diferentes.

El proceso incluye una entrevista en donde se determina qué función es la más apta para que el nuevo empleado pueda desarrollarla. Se define el perfil del trabajador y se le asigna un cargo.

El proceso incluye una entrevista en donde se determina qué función es la más apta para que el nuevo empleado pueda desarrollarla. Se define el perfil del trabajador y se le asigna un cargo

Por su parte, la norma provincial prevé, además de la promoción de los derechos e inclusión laboral, regímenes diferenciales de seguridad social, la escolarización en colegios normales con los apoyos necesarios de forma gratuita y la prestación de apoyo psicológico gratuito, entre otros beneficios. La inclusión laboral forma parte de la materialización de esta normativa.

¿Qué dicen las reglas de Brasilia?

 Este conjunto de 100 reglas establecen, en líneas generales, estrategias para fomentar el acceso a la Justicia de las personas en condición de vulnerabilidad. En el documento se establecen las formas en las que debe proceder la Justicia antes de que estas personas accedan, una vez que ya lo han hecho y recomendaciones para fomentar esta actividad.

En primer lugar, se lleva a cabo la definición sobre la cual se estructuran el resto de las Reglas: “Se consideran en condición de vulnerabilidad aquellas personas que, por razón de su edad, género, estado físico o mental, o por circunstancias sociales, económicas,  étnicas  y/o  culturales,  encuentran especiales dificultades para ejercitar con plenitud ante el sistema de justicia los derechos reconocidos por el ordenamiento jurídico”.

“Se consideran en condición de vulnerabilidad aquellas personas que, por razón de su edad, género, estado físico o mental, o por circunstancias sociales, económicas,  étnicas  y/o  culturales,  encuentran especiales dificultades para ejercitar con plenitud ante el sistema de justicia los derechos reconocidos por el ordenamiento jurídico”

 Más tarde se consignan los derechos a los que deben acceder: asistencia de calidad, especializada y gratuita; derecho a intérprete; medidas procesales de acceso a la Justicia; formas alternativas de resolución de conflictos; e inclusive otros aspectos como las condiciones que se deben cumplir para que este grupo humano pueda comparecer ante la Justicia de forma sencilla y sin que tenga que hacer un esfuerzo mayor al del resto de los justiciables.