La justicia ordenó cerrar un grupo creado en una red social

Lo decidió en primera instancia una jueza salteña, Facebook apeló y luego el fallo fue confirmado por un tribunal de alzada. La fanpage denunciada posteaba fotos e información de una nena que esperaba ser adoptada.

La justicia salteña rechazó un recurso presentado por la empresa Facebook Argentina SRL contra una sentencia que ordenó eliminar un grupo creado en esa red social. La fanpage había sido creada en el contexto de un conflicto donde la justicia había declarado a una niña en situación de adoptabilidad.

“Queremos a nuestra niña con nosotros”, era el nombre que se le había puesto a un grupo de la red social. Una persona, creadora del perfil, comenzó a realizar posteos con fotos y textos de una niña, que la justicia había dispuesto se encontraba en estado de adoptabilidad,  por el abandono que sufría.

La jueza de Personas y Familia 1 de Tartagal, Claudia Yance, ordenó cerrar el grupo para “preservar a la niña de ataques a su derecho a la intimidad”, pero la empresa apeló la sentencia.

El caso llegó a la Sala Tercera de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Salta que declaró formalmente inadmisible un recurso de inconstitucionalidad intentado por Facebook Argentina SRL. Para los jueces, el hecho de ordenar el cierre del grupo se dio porque se afectaron “derechos personalísimos de una pequeña niña reconocidos en nuestra Constitución y Tratados Internacionales”.

Estos son “el derecho a la intimidad en la familia y a su honor, de tal manera que debe preservarse los aspectos esenciales que hacen a su vida privada, sustrayéndosela del conocimiento público”, explicaron los jueces Nelda Villada Valdez y Marcelo Domínguez.

Los planteos de la empresa

Facebook intentó no cumplir la sentencia y argumentó que “la cuestión debió ser resuelta por la justicia federal, habida cuenta que se ha ordenado la eliminación de contenido ubicado en una red social situada en Internet”.

Los magistrados entendieron que con la decisión judicial se buscó “evitar que a través del uso incorrecto de la informática se lesionen derechos a la intimidad y honor de una niña”.

Y explicaron que la red social, “al haber sido constituida en nuestro país, queda sometida a la legislación argentina”. “Más allá de la forma social que se adopte en la República, no cabe duda de que Facebook Argentina SRL está ejerciendo el comercio en nuestro país”, agregaron los jueces.

Finalmente concluyeron en que “no puede eludir la carga judicial impuesta alegando que carece de facultades para cerrar el grupo cuestionado”.  Actualmente el grupo no se encuentra disponible en la red social.