“La defensa de los derechos humanos es una tarea continua”

Lo dijo el presidente Mauricio Macri, durante la presentación del Primer Plan Nacional en la materia. Incluye casi 250 acciones de estado, entre ellas, el pedido de memoria, verdad y justicia, las políticas reparatorias, todos los derechos de inclusión y la no discriminación e igualdad.

Argentina diseñó por primera vez un Plan Nacional de Derecho Humanos que incluye las “políticas de memoria, verdad y justicia incluidas en este plan, así como las acciones reparatorias, todos los derechos de inclusión, no discriminación e igualdad están garantizados, un sello distintivo de las políticas públicas del Estado Argentino”, dijo el presidente de la Nación, Mauricio Macri.

El mandatario describió que está separado en cinco ejes específicos: Inclusión, no discriminación e igualdad; Seguridad pública y no violencia; Memoria, verdad, justicia y políticas reparatorias; Acceso Universal a Derechos; y Cultura Cívica y compromiso con los DDHH.

La iniciativa fue elaborada sobre la base de un trabajo conjunto de 18 ministerios nacionales y establece 243 compromisos prioritarios de acción.

El presidente apuntó que forman parte de los “cien objetivos prioritarios de este gobierno”, en consonancia con los tres ejes principales de la gestión: “reducir la pobreza, combatir el narcotráfico y unir a los argentinos”, premisas que “guían nuestras acciones y nacieron de un profundo respeto por un valor que es común y universal: los derechos humanos”.

La presentación se realizó en el Museo Casa Rosada y previamente expusieron detalles del plan el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

A su turno, el titular de la cartera de Justicia remarcó que el Plan “marca un antes y un después en el abordaje integral de los Derechos Humanos” y subrayó la necesidad de mirarlos “no sólo hacia el pasado, como se ha hecho, sino también hacia el futuro y hacia el presente”.

German Garavano“Todos los días sufrimos violaciones de los derechos humanos en distintos aspectos de nuestra vida y me parece que es clave poder mirar esos problemas hacia adelante y cómo podemos solucionarlos”, apuntó.

A su vez, Avruj señaló que el Gobierno “está escribiendo un nuevo capítulo que es un hito en la historia de los Derechos Humanos de nuestro país, que convierte y ratifica su lugar como líder en la región y el mundo en esta materia”.

Destacó, además, que esas garantías son “transversales a la política de Estado y que no pueden ni deben ser utilizados ni ideológicamente, ni en forma partidaria, ni ser capturados por nadie porque son de la gente, para la gente y atraviesan la vida de todos nosotros permanentemente”.

A la actividad asistieron los gobernadores de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, y de Corrientes, Gustavo Valdés; el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña; los ministros del Interior, Rogelio Frigerio; de Educación, Alejandro Finocchiaro; de Hacienda, Nicolás Dujovne; de Desarrollo Social, Carolina Stanley; de Turismo, Gustavo Santos, y de Salud, Adolfo Rubinstein.

También lo hicieron el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el titular del Sistema Federal de Medios Públicos, Hernán Lombardi.

Incluir a todos

Apuntó que entre los desafíos por encarar figuran “recibir una educación de calidad, tener las mismas oportunidades que los demás, contar con agua potable y cloacas, con energía que no contamine, hacer sociedad y comunidades sostenibles, que sea delito atentar contra el ambiente”.

Señaló que desde hace 24 años “los organismos internacionales vienen pidiendo a nuestro país la puesta en marcha de este plan” y sin embargo “hasta ahora la Argentina no había dado respuesta”.

“Pero hoy vivimos un tiempo diferente, elegimos cambiar y estamos integrados en el mundo, decididos a cumplir con nuestros compromisos”, dijo y convocó a “seguir trabajando por una Argentina que nos incluya a todos”.

“Estoy acá porque creo en un Estado que genere las condiciones para que cada persona viva donde viva, tenga la edad que tenga, pueda elegir cómo vivir, pueda desarrollarse en libertad”, dijo el presidente al tiempo que ratificó su confianza en “el enorme potencial igualador de la educación, en el poder del diálogo, en la fuerza de los argentinos”. “Y creo que la pobreza es inaceptable”, enfatizó.

Una deuda internacional

El Plan cumple con los acuerdos internacionales de la Declaración y el Programa de Acción de Viena (1993), el primer Informe Periódico Universal (EPU), y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Entre los compromisos prioritarios se destacan:

  • Elaborar el Plan Nacional contra la Discriminación (2018-2022).
  • Elaborar y presentar un Plan Nacional de Igualdad de Oportunidades (PIO) 2018-2020.
  • Implementar el Cuerpo de Abogadas/os contra la Violencia de Género.
  • Terminar los relevamientos territoriales para determinar la ocupación actual, tradicional y pública de las comunidades indígenas.
  • Desarrollar acciones para la recolección, sistematización y análisis de información sobre la problemática del derecho a la identidad.
  • Plan Nacional DDHHInstrumentar dispositivos de acompañamiento y asistencia a los testigos en todo el territorio nacional, en el marco de los juicios contra el terrorismo de Estado.
  • Promover la inserción laboral, formación y capacitación en competencias laborales de las personas privadas de libertad en Establecimientos Penitenciarios Federales.
  • Modernizar la infraestructura de alojamiento en el Servicio Penitenciario Federal y mejorar los estándares.
  • Ampliar los servicios y prestaciones de los Centros de Acceso a la Justicia (CAJ).
  • Crear y poner en funcionamiento oficinas regionales del Programa Nacional de Rescate a Víctimas de Trata.
  • Implementar el Plan Nacional de prevención y disminución del embarazo no intencional en la adolescencia.
  • Aprobar el Plan Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y Protección del Trabajo Adolescente (2018 -2021).
  • Promover el acceso integral e igualitario al hábitat y la vivienda.
  • Proveer de agua potable a la población que habita en zonas urbanas y mejorar el bienestar y la salubridad de las personas a través de la conexión a servicios básicos de saneamiento.
  • Garantizar la asequibilidad al transporte público de las poblaciones en situación de vulnerabilidad a través de un subsidio diferencial y transparente otorgado vía SUBE (Tarifa Social).
  • Impulsar la tipificación de los delitos contra el ambiente.
  • Elaborar e implementar un plan de fortalecimiento productivo y acceso a mercados de cooperativas protegidas en el marco del Programa Argentina Trabaja.
  • Fortalecer a los/as trabajadores/as y las unidades productivas de la economía popular desde un abordaje integral.
  • Implementar el Programa Nacional de Microcréditos con el fin de impulsar el desarrollo local.
  • Implementar el Plan de Gestión y Apertura de Datos en la Administración Pública Nacional.